Diócesis de Valdivia

Carta de la Pastoral de la Mujer: “Y ustedes, les pregunto, ¿quién dicen que soy?”

Pastoral de la Mujer de la Diócesis de Valdivia publica carta denunciando el horror ante los casos de violencia contra la mujer que se continúan viviendo en el país.

 
Lunes 24 de Agosto de 2020
El domingo 24 de agosto, la Pastoral de la Mujer de la Diócesis de Valdivia comparte una carta que comienza nombrando a todas las mujeres que han sido víctimas de la violencia durante este año 2020. La carta quiere denunciar y marcar el escándalo que provoca esta realidad que se intenta silenciar en el país.

La carta recoge algunas reflexiones del Papa Francisco sobre la realidad de la violencia contra las mujeres, quien la señala como “una cobarde degradación del poder masculino… la máxima expresión de relaciones de poder y desigualdad entre hombres y mujeres, que hunde sus raíces en el exceso del patriarcado, que considera a la mujer de segunda categoría en orden de lo humano” (Papa Francisco, Amoris Laetitia, 54).

El documento continúa, señalando: “Queremos invitar a todas y a todos a cuidarnos, a reconocer en los rostros sufrientes y violentados de cada mujer a Cristo que nos pregunta “¿Y ustedes… quién dicen que soy?”, a promover la sororidad y la fraternidad; a poner atención a nuestros gestos y actitudes; a tomar conciencia de nuestro lenguaje y de las prácticas excluyentes discriminatorias; que nuestras palabras son poder y crean realidad. En cada una y cada uno de nosotros se agitan semillas de vida para el Chile del hoy y del mañana; somos llamadas y llamados a liberar a quienes se sienten oprimidas y oprimidos por el circulo y cultura de la violencia.”

Finalmente, la Pastoral de la Mujer agradece la puesta en funcionamiento de la Línea Te Escucho, que la diócesis de Valdivia ha puesto a disposición de todas aquellas personas que viven soledad y necesitan comunicarse. “Como Pastoral de la Mujer agradecemos esta iniciativa diocesana pues, sin duda, a través de ella también se abre una Puerta de Esperanza y Acompañamiento para quienes son víctimas o testigo de violencia contra la mujer. Sepan que en ella encontrarán una Escucha y acompañamiento confiables y seguros. ¡Llama, no temas! “saca lo que se pueda afuera como la primavera, para que dentro nazcan cosas buenas”, como canta Mercedes Sosa.”

A continuación dejamos a disposición el documento completo, y el enlace para descargar en formato PDF:

“Y ustedes, les pregunto, ¿quién dicen que soy?”

No estamos todas… Faltan Gladys Gallegos Insunza, Alejandra Castro Barahona, Uberlinda Leiva Orellana, Karen Ramírez Salinas, Yasna Bustos Muñoz, Ana Viveros Echeverría, Brenda Vidal, Beatriz González Vilches, Tamara Ruíz Villalobos, Sara Gutiérrez Rojas, Elizabeth Mella Cárcamo, Mariela Fuentes Lucero, Nataly Davison Escobar, Maribel Mallea Quinzacara, Marianela Guzmán Ortiz, Viviana Estrada Valenzuela, Ruth Mendoza Mamani, Yulisa Cerda Aguilera, Carmen Toro Durán, Gladys Quezada Rojas, Ruth Gallardo Gutiérrez, Nataly Sepúlveda Oria, Eliana Urra Colicoy, Nancy Riquelme Morales, Soledad Valenzuela Valenzuela, Nataly Escobar Jara, Ámbar Cornejo Llanos, Kleibell Morales Graterol, Deysi Compay, Norma Vásquez Soto. A estas mujeres, víctimas de femicidio este año 2020, se suman otros casos en seguimiento por sospecha de femicidio, Jacqueline Calfulaf Poblete, Paulina Gómez Lagos y cuatro mujeres más no identificadas por los medios. Además de 74 casos de femicidios frustrados al 20 de agosto de este año. (Fuentes: Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres, SERNAMEG).

Como Pastoral de la Mujer de la Diócesis de Valdivia nos duele y nos indigna la muerte y maltrato de estas mujeres hermanas a manos de su agresor; nos desconsuela y horroriza el que todas tienen en común que han sido asesinadas por ser mujer. Condenamos, una vez más, la violencia contra las mujeres, reconocemos en ella “una cobarde degradación del poder masculino… la máxima expresión de relaciones de poder y desigualdad entre hombres y mujeres, que hunde sus raíces en el exceso del patriarcado, que considera a la mujer de segunda categoría en orden de lo humano” (Papa Francisco, Amoris Laetitia, 54).

Queremos invitar a todas y a todos a cuidarnos, a reconocer en los rostros sufrientes y violentados de cada mujer a Cristo que nos pregunta “¿Y ustedes… quién dicen que soy?”, a promover la sororidad y la fraternidad; a poner atención a nuestros gestos y actitudes; a tomar conciencia de nuestro lenguaje y de las prácticas excluyentes discriminatorias; que nuestras palabras son poder y crean realidad. En cada una y cada uno de nosotros se agitan semillas de vida para el Chile del hoy y del mañana; somos llamadas y llamados a liberar a quienes se sienten oprimidas y oprimidos por el circulo y cultura de la violencia.

Recientemente, la Diócesis de Valdivia ha puesto a disposición un Servicio de Acompañamiento Gratuito a través del Fono 632310616 “Te Escucho” atendido por voluntarias y voluntarios, disponible para toda persona que se sienta sola o solo, requieran hablar de un dolor, una pena, una angustia, un duelo, un hecho de violencia o cualquier otro acontecimiento que deseen compartir para romper el silencio y confiarlo a alguien…

Como Pastoral de la Mujer agradecemos esta iniciativa diocesana pues, sin duda, a través de ella también se abre una Puerta de Esperanza y Acompañamiento para quienes son víctimas o testigo de violencia contra la mujer. Sepan que en ella encontrarán una Escucha y acompañamiento confiables y seguros. ¡Llama, no temas! “saca lo que se pueda afuera como la primavera, para que dentro nazcan cosas buenas”, como canta Mercedes Sosa.

Pastoral de la Mujer

Diócesis de Valdivia

Domingo 23 de agosto de 2020


Lee y comparte el documento completo haciendo CLICK AQUÍ
http://obispadodevaldivia.cl/wp-content/uploads/2020/08/Carta-Pastoral-de-la-mujer-.pdf

Fuente: Comunicaciones Valdivia
Valdivia, 24-08-2020