Masiva fiesta de Jesús Nazareno en Punta Arenas

Miles de Magallánicos participaron en la procesión de Jesús Nazareno.

 
Lunes 26 de Agosto de 2019
Ver Galería
Todo empezó en 1981, cuando el Obispado de Punta Arenas decidió apoyar la veneración que realizaban en el corazón de sus hogares cientos de familias provenientes de Chiloé y llevarla a las calles, en la forma de una procesión de devoción a Jesús Nazareno. Una de las familias pioneras en darle vida a esta festividad en Magallanes, fue la familia Unquén. “Seguimos con la tradición que ellos trajeron. La sigo yo y las siguen mis hijas, mi nieta. Esto va a seguir mientras haya un apellido Unquén”, dijo José Antonio Unquén, hijo de una de las fundadoras de la Comunidad del Santuario Jesús Nazareno, Eduviges del Carmen Unquén recientemente fallecida.

Y es que esta tradición católica se hereda de generación en generación. No sólo como manifestación religiosa, sino también como actividad costumbrista y patrimonial. La procesión que se realiza en Punta Arenas, es una adaptación de la fiesta de isla Caguach pero adecuada a las condiciones de la región.
Lo que no cambia es el fervor de los fieles que siguen la procesión desde el santuario o que salen a los frontis de sus hogares a su paso, adornando cercas y rejas con flores, globos y guirnaldas amarillas y violetas, colores típicos de la imagen objeto de su devoción.

“La fiesta de Jesús Nazareno representa un buen porcentaje de la gente que habita Magallanes. Es la fiesta de la gente que viene de Chiloé. Que no es sólo la fiesta religiosa si no que además es una manifestación de su propia cultura”, dijo el obispo de la diócesis Bernardo Bastres.

Manifestó su alegría por la bonanza climática y que la gente participe masivamente, porque de alguna manera la actividad les recuerda su propias raíces. “Por lo tanto es una devoción que tiene que ver con la fe pero que también tiene que ver con la familia, la tierra, lo que se dejó y lo que estamos sembrando aquí”, agregó.

Veintiún delegaciones de fieles marcharon ayer en procesión acompañadas de la figura del Nazareno, cada una con su Santo Patrono que sacaron a las calles para mostrar su devoción al Cristo de la isla de Caguach.

El recorrido de los devotos por las calles del barrio 18 de Septiembre se inició a las 14,30 horas, partiendo desde el Santuario Jesús Nazareno, y duró dos horas, cuando la feligresía retornó al mismo punto de partida. De inmediato, el obispo Bernardo Bastres, acompañado de otros religiosos, encabezó una misa en el templo ubicado en la Avenida Ramón Cañas Montalva, más conocida como Circunvalación.

Fuente: Comunicaciones Punta Arenas
Punta Arenas, 26-08-2019