Iglesia de Concepción y UCSC realizaron conferencia “El aborto en el proyecto de nueva Constitución”

Gran Canciller de la UCSC, Monseñor Fernando Chomali, y la académica de la Casa de Estudios, Constanza Cornejo, protagonizaron conferencia organizada por el Arzobispado de Concepción y la Facultad de Derecho de la Universidad.

 
Domingo 03 de Julio de 2022
En septiembre de 2017 fue promulgada en Chile la Ley 21.030 que establece la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales, estableciendo el Código Penal (en su artículo 344) una sanción a quien “causare su aborto o consintiere que otra persona se lo cause” en los casos fuera de esta normativa. Por su parte, el borrador del texto de nueva Constitución garantiza los derechos sexuales y reproductivos sin discriminación, y permite la interrupción voluntaria del embarazo.

Para reflexionar sobre este tema, el Arzobispado de Concepción y la Facultad de Derecho de la UCSC organizaron una conferencia que contó con la participación del Arzobispo de Concepción y Gran Canciller de la Universidad, Monseñor Fernando Chomali, y de la académica de la Casa de Estudios, Constanza Cornejo.

En su exposición, la autoridad eclesiástica sostuvo que cuando se está en presencia de un cigoto, se está en presencia de una nueva identidad biológica. “Esta no es una mera posibilidad de un sistema unificado, es decir, no va a haber un salto cualitativo que lo vaya a hacer distinto a lo que ya es, y es biológicamente humano, tiene una estructura genética única y exclusivamente humana que no la vamos a encontrar en otra especie animal”.

Monseñor agregó que además es un fin en sí mismo, no por otro. “Cuando se dice que forma parte de la madre, eso no es cierto. Está en la madre en el proceso de desarrollo, pero es un ser único que tiene desarrollo interno y por eso es un ser humano. Si nosotros sacamos cualquier célula de nuestro cuerpo, esa célula tiene el ADN equivalente al primer cigoto con el cual comenzó nuestra existencia”.

De igual modo, afirmó que al hablar de cigoto, pre-embrión o feto se hace referencia a estadios sucesivos de desarrollo de una misma realidad. Sobre lo que establece el texto de nueva Constitución en referencia a esto, indicó que el concepto de ser humano, de embrión, de ser que está por nacer, no se nombran.

“No pertenecen a la comunidad y, por lo tanto, quedan absolutamente al arbitrio de la madre. Al aborto se le nombra como interrupción voluntaria del embarazo porque pone el acento en la voluntad de la madre que se constituye en un derecho, es decir, el derecho a elegir que una vida no merece ser vivida prevalece por sobre el derecho que tiene un ser humano a que se le respete su vida. Sé que hay situaciones muy complejas, pero terminar con la vida de un embarazo difícil implica generar una cultura donde la violencia es la forma de solucionar los conflictos”.

Por su parte, Constanza Cornejo, comentó que en la Constitución vigente hay una noción expresa que consagra el derecho a la vida y a la integridad física y síquica, agregando que la ley protege la vida del que está por nacer. “Ello es interesante porque es una alusión expresa en una norma de rango constitucional que es la ley fundamental respecto a la cual todas las otras leyes deben supeditarse”. De igual modo, indicó que en base al ordenamiento jurídico actual “sostenemos que el no nacido es persona o, al menos, sería discutible y existen argumentos de texto constitucional y legal para sostenerlo”.

La académica agregó que en el proyecto de nueva Constitución no hay ninguna norma igual o similar y tampoco se menciona como bien jurídico o sujeto titular de derechos al no nacido, pero sí se garantiza el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos, asegurando la interrupción voluntaria del embarazo.

Fuente: Comunicaciones Concepción
Concepción, 03-07-2022
Video: Conferencia “El aborto en el proyecto de nueva Constitución”