Presidencia del CELAM condena y rechaza asesinato de sacerdotes en México

La presidencia del Consejo Episcopal Latinoamericano expresó su rechazo y condena al crimen de los padres jesuitas Javier Campos Morales, SJ y Joaquín César Mora Salazar, SJ, y del laico Pedro Palma, en hechos ocurridos el lunes 20 de junio en el templo de la comunidad de Cerocahui, en Sierra Tarahumara, Estado de Chihuahua.

 
Viernes 24 de Junio de 2022
En un mensaje de solidaridad los arzobispos Miguel Cabrejos y Jorge Lozano, representantes del organismo de comunión eclesial; expresaron su más hondo sentimiento de consternación y profunda indignación ante las diferentes expresiones de violencia que azotan al pueblo mexicano y que en esta ocasión acabaron con la vida de dos sacerdotes jesuitas. Al mismo tiempo el CELAM presentó sus condolencias y solidaridad a la Compañía de Jesús, los familiares de las víctimas y la Iglesia mexicana.

«Acompañamos con nuestras oraciones a la Iglesia de México en esta hora de aflicción, y de manera especial a nuestros hermanos de la Compañía de Jesús quienes al igual que muchos sacerdotes, misioneros y miembros de la vida religiosa, permanecen fieles a su misión, a pesar de las amenazas contra su integridad, acompañando a las comunidades, asistiéndolas, celebrando la fe y velando por sus vidas hasta las últimas consecuencias, a ejemplo de nuestro Señor Jesucristo, quien ha dado vida en la cruz por nuestra salvación,» afirma el documento.

Investigaciones efectivas
Abrazando y denunciando las múltiples expresiones de violencia, abuso y opresión en toda la región, los prelados lamentaron que estos acontecimientos siempre afecten a los más vulnerables y a quienes acompañan su vida; de ahí que la presidencia del CELAM recordara apartes de la intervención del Papa Francisco en su audiencia general de este 22 de junio en la que afirmó que «la violencia no resuelve los problemas, sino que aumenta los sufrimientos innecesarios”.

En concordancia con lo anterior y comprometidos en el esfuerzo de trabajar por la reconciliación, la paz y la defensa de los derechos humanos, el CELAM hizo un llamado a las autoridades y al Gobierno Federal para que el proceso se desarrolle con celeridad en aras de avanzar con las investigaciones que permitan identificar y judicializar a los responsables del crimen, garantizando la seguridad de la comunidad de Cerocahui.

Familias en duelo
Por otra parte recordaron que si bien los cuerpos de los sacerdotes fueron recuperados 72 horas después del homicidio, el organismo lamenta el dolor que atraviesan miles de familias mexicanas que conviven a diario con la incertidumbre al desconocer el paradero de sus familiares desaparecidos a quienes no han podido dar cristiana sepultura.

«Nos unimos a nuestros hermanos del episcopado mexicano que en su Mensaje al Pueblo de México ha manifestado su profunda preocupación por la creciente violencia… y la pérdida de vidas inocentes que llenan de luto a familias enteras” situación que se calcula deja 122.000 muertos en los últimos tres años y medio, todos víctimas de presuntas muertes violentas.

María, consuelo en la tristeza
Finalmente la presidencia del CELAM aboga para que todas estas situaciones de dolor que aquejan a los pueblos de América Latina, sean un motivo para abrazar la Pascua, despertar y colaborar en la construcción de un mundo más justo, al modo del Reino; conservando la esperanza de que sea nuestra Señora de Guadalupe, patrona de México y del continente, sea quien consuele nuestro dolor sin perder la esperanza, e intercediendo por la paz del pueblo mexicano junto a tantos mártires de América Latina y el Caribe que al derramar su sangre fueron testimonio de entrega, amor a Dios, los pobres y defensa de la Creación.

- Leer la declaración completa del CELAM (pdf)

Fuente: Prensa CELAM
Bogotá, 24-06-2022