Misa de envío de Pentecostés, la fiesta del Espíritu

Decenas de jóvenes de las distintas parroquias de Talca Ciudad y Talca Rural, llegaron el sábado 4 de junio hasta la parroquia Inmaculada Concepción para vivir esta celebración, previa a las vigilias en sus comunidades.

 
Lunes 06 de Junio de 2022
Ver Galería
La misa inició a las 18:00 horas y estuvo presidida por el obispo Galo Fernández, quien al comienzo de la Eucaristía dio la bienvenida a todas las comunidades juveniles presentes y expresó su alegría por verlos allí reunidos para vivir “la fiesta del Espíritu, la fiesta de la fuerza de Dios que penetra el corazón e impulsa”.

Seguidamente para la lectura del Evangelio, una joven llevó la Palabra acompañada por otros 7 jóvenes, cada uno con una vela que representaba los dones del Espíritu Santo, guiados por los cantos de la secuencia de Pentecostés.

Ya para la homilía, nuestro pastor aseveró que “Pentecostés fue un momento determinante en el nacimiento de la Iglesia, de la primera comunidad, provocó un cambio sustancial, un cambio que otros desde fuera dirían inexplicable, una pequeña comunidad”.

“Pentecostés sigue siendo determinante en la vida de la Iglesia, de un modo u otro nos seguimos pareciendo a esa primera comunidad, pequeña, frágil, también a veces cobarde, incongruente muchas veces y, sin embargo, elegida por Dios, igual que a los apóstoles los llamó porque a Dios se le antojó, porque Jesús así lo quiso, no los llamó porque eran los mejores, los llamó porque Él lo quiso”.

Una Iglesia en medio de la vida
De igual forma, el padre Galo Fernández invitó a los jóvenes a no vivir con miedo de sus creencias: “Esa experiencia de saber que Dios en la persona de Jesús nos llama, nos invita a ser parte de su comunidad, y ser instrumento suyo para anunciar la buena noticia de su amor, no deja de sorprenderme a mí mismo y estoy seguro que a todos nosotros”.

“Necesitamos pasar de una Iglesia encerrada y temerosa, a una Iglesia que se atreva a estar en medio de la vida, de todos y de todas, atentos a la circunstancia de las cosas que pasan en nuestro entorno (…) necesitamos conectarnos con nuestro tiempo, con los y las jóvenes, con sus preocupaciones, sus inquietudes, necesitamos descubrir como también en ello está la voz de lo que Dios quiere, que el Espíritu nos mueva”.

Por último, el obispo recordó a los jóvenes que se preparan para la confirmación, que no es solo terminar un proceso de sacramentos sino “para recibir esta fuerza y tomar conciencia de lo potente y lo grandioso que Dios quiere hacer con nosotros”.

Renovación promesas bautismales
Concluida la homilía, algunos jóvenes fueron invitados a encender velas desde el cirio pascual y así ir compartiendo esta luz con todos los presentes para renovar las promesas del bautismo.

Para el ofertorio se presentó una bandera con el lema pastoral de la Vicaría de Pastoral Juvenil, “Joven, a ti te digo: levántate”, de igual forma se presentó el logo del Sínodo de la Sinodalidad, como parte del proceso que vive nuestra Iglesia actualmente.

Luego de la comunión, los jóvenes volvieron a encender sus velas como signo y promesa de llevar la luz de Dios donde haya oscuridad, para recibir la bendición de nuestro pastor y plasmar este momento en una gran foto grupal.

La celebración juvenil de Pentecostés culminó con mucha alegría y bailes, acompañados en todo momento por las tonadas alegres del coro.

Fuente: Comunicaciones Talca
Talca, 06-06-2022