Vigilia Misionera, una jornada de reflexión y renovación

Conectadas por redes sociales, decenas de familias de nuestras diócesis vivieron esta actividad el pasado sábado 24 de octubre, en este mes en que la invitación ha sido que todos somos misioneros.

 
Lunes 26 de Octubre de 2020
Ver Galería
La Vigilia Misionera que se realizó en la parroquia Jesús de Nazareth de Curicó, inició a las 18:00 horas con la bienvenida por parte del padre Tullio Pastorelli, acompañado del padre Fabio Mazzini, vicario parroquial y párroco de esta parroquia, respectivamente.

“Ustedes que están en su casa pueden encender ahora la velita como signo de comunión entre todos nosotros. Deseamos pedir al Señor que esta luz del Espíritu pueda bajar a nuestros corazones, renovar nuestra vida, y ayudarnos a todos nosotros a ser misioneros del evangelio, bautizados y enviados, todos somos misioneros”, esas fueron las palabras que entregó el religioso Franciscano Conventual al inicio de esta Vigilia Misionera.

Como primer momento de esta actividad, una agente pastoral desde su casa realizó una reflexión con el texto de las palabras del Papa Francisco en la audiencia general en Roma del pasado 30 de septiembre de este año. Luego algunos jóvenes que participan en la parroquia, leyeron la plegaria de la Misión Continental.

Ya para el segundo momento de la Vigilia Misionera, se mostró un video con el Evangelio de San Juan donde Jesús se encuentra con la mujer samaritana y seguidamente el padre Tullio Pastorelli, se dirigió a todas las personas conectadas desde sus hogares.

“Que bonito finalizar este Mes Misionero rezando, meditando, este tema tan importante de la misión. Y estamos acá como diócesis y conectados desde las casas en este tiempo de pandemia, pero igualmente poder vivir la pasión misionera (…) todos nosotros deseamos comunicar a los demás la alegría de vivir con el Señor y recordando nuestro bautismo, somos enviados a todo el mundo para entregar a nuestros hermanos, esta alegría, este gozo que anima esta jornada”.

Y realizó una invitación para que en esta Vigilia Misionera se pudiera vivir un momento de oración intenso, para que el Señor pudiera bajar a la pila bautismal y a cada altar dispuesto en cada hogar, que bendijo posteriormente.

Renovar nuestra vocación misionera
En la actividad también se leyeron algunos textos de San Alberto Hurtado, antes de las palabras de nuestro Administrador Apostólico, el obispo Galo Fernández, quien se unió con una oración a esta Vigilia Misionera.

“Queremos renovar nuestra vocación misionera, puede parecer contradictorio en un tiempo tan complejo como el que estamos viviendo, un tiempo que por el coronavirus hemos tenido que estar limitados en todas las actividades, en donde estamos invitados a quedarnos en casa, en medio también de un tiempo particular, estamos a las puertas de un plebiscito, donde se expresa el anhelo de un cambio profundo”.

“Los cristianos no estamos al margen de la historia, nuestra misión tiene que ver con suscitar la fuerza del evangelio en medio de nuestro país y de nuestra sociedad que tanto lo necesita (…) renovemos con el Señor en esta oración nuestra vocación de contagiar la alegría del evangelio que tanto lo necesita nuestro país. Los desencuentros que vivimos simplemente por desacuerdos, causan un gran vacío espiritual, por eso la tarea que tenemos es poder compartir la experiencia de Jesucristo, la experiencia del fuego de su amor”, expresó nuestro pastor.

La Vigilia Misionera finalizó con una oración a la Virgen del Carmen, Patrona de Chile, para pedir por su intercesión en este tiempo tan importante para el país, y por supuesto la bendición del obispo Fernández a todos aquellos que siguieron la transmisión a través de los Facebook de la parroquia y de la Diócesis de Talca.

Fuente: Comunicaciones Talca
Curicó, 26-10-2020