Acción de gracias por Chile

Ante la crisis ecológica: “Consumir menos y compartir más”

El obispo Galo Fernández Villaseca, Administrador Apostólico de Talca, enfatizó durante la celebración del Te deum que los primeros en sufrir las consecuencias del daño producido al planeta son los pobres y vulnerables.

 
Miércoles 18 de Septiembre de 2019
Ver Galería
La iglesia catedral de la capital del Maule acogió a autoridades e integrantes de las comunidades parroquiales, quienes llegaron para dar gracias a Dios en estas fiestas patrias. La liturgia fue acompañada por los poemas el poeta talquino Bernardo González Kopmann en la voz de Fabiola Bernal, con la intención de motivar a los presentes a comprometerse con el cambio de actitud que asegure un futuro para nuestros hijos y nietos.

Tras la lectura del evangelio, el obispo Fernández comenzó la homilía diciendo que “Chile es mucho más que un maravilloso territorio. Es una historia compartida, es la lucha por hacer realidad un sueño de bienestar, de paz y de felicidad para todos y todas”.

Un primer punto destacado por el Administrador Apostólico fue que vivimos en un mundo con cambios radicales que hacen una sociedad más compleja: “En el Chile de hoy observamos una exasperación de los ánimos, no sólo en la política, sino también en diferentes espacios de convivencia, como en los hogares, calles, comercios, establecimientos educacionales, servicios de salud, espacios deportivos, lugares de trabajo y, muy especialmente, en el uso agresivo de las redes sociales”.

“Como señaló con tanta fuerza el Cardenal Raúl Silva Henríquez en una hora crítica de nuestra historia: ‘Chile no tiene vocación de enfrentamiento sino de entendimiento’. Para ello necesitamos ejercitarnos en esa pedagogía del encuentro que es el arte del diálogo (…) el diálogo para ser auténtico debe tener en cuenta el bien común, evitando que prevalezcan sólo los intereses de las partes directamente involucradas”.

La crisis climática
Más adelante, el pastor hizo alusión a la grave crisis ambiental que sufrimos la que es consecuencia del abuso que hemos hecho en el uso de los recursos, “no es, por lo tanto, solo una sequía que pudiera resolverse con alguna nueva técnica de regadío o de captación de agua. No se trata solo de un cambio climático como ha habido otros. Parecen lúcidas las afirmaciones de quienes conciben que se trata de un síntoma de una crisis más radical que pone en cuestión el modelo de desarrollo imperante que nos ha puesto en un callejón sin salida: ‘consumir para crecer y crecer para consumir’”.

“La palabra crisis viene de la misma raíz que crecer. Se trata entonces de un tiempo para crecer en humanidad, para comprender mejor nuestra identidad y la grandeza de nuestro destino que paradojalmente nos exige aceptar nuestros límites, reconocer que no somos omnipotentes ni eternos (…) para superar la crisis necesitamos sacudirnos del paradigma consumista. Del ‘Consumir para crecer’ tenemos que pasar al ‘Consumir menos y compartir más’. Porque como siempre los primeros en sufrir el impacto de esta crisis son los más pobres, los pequeños y vulnerables”, expresó el obispo Galo Fernández.

El desafío migratorio
La tercera idea central de la homilía del padre Galo fue la situación de los migrantes en nuestro país: “La pregunta que nos debemos plantear no es solo cuánto nos conviene la apertura y la acogida de estos extranjeros que golpean nuestra puerta. Sino qué dice de nosotros mismos aquello que respondamos. La actitud de temor y rechazo que en momentos aparece constituye una señal de alarma que nos advierte de una decadencia moral, es una expresión de lo que el Papa Francisco llama ‘la cultura del descarte’”.

Después de la homilía, como signo de acción de gracias un grupo de niños llevó al altar árboles, agua, flores, animales, representando un compromiso con el futuro. También presentaron ejemplares de la Oración para pedir la lluvia. Posteriormente el obispo Galo Fernández comenzó la acción de gracias del Te deum seguido por el coro.

Esta acción de gracias por Chile culminó con la Oración para pedir por la lluvia del Papa Paulo VI y la entonación del himno nacional.

- Texto completo de la homilia

Fuente: Comunicaciones Talca
Talca, 18-09-2019