Mons. Galo Fernández presidió Domingo de Ramos en iglesia La Merced

Para celebrar el inicio de esta Semana Santa y recordar la entrada triunfal de Jesucristo en Jerusalén, los fieles de Curicó se acercaron este domingo 14 de abril a la iglesia La Merced, para la tradicional bendición de los ramos.

 
Lunes 15 de Abril de 2019
Ver Galería
Presidida por el Administrador Apostólico de la Diócesis de Talca, monseñor Galo Fernández Villaseca, (en lo que también es su primera Semana Santa con nosotros), la bendición inició a eso de las 11:00 horas, en el frontis del templo con muchas familias que se acercaron con ramitos en manos para celebrar este día con mucha alegría.

Allí, el obispo dio la bienvenida y el inicio del misterio pascual de nuestro Señor, luego de haber preparado el corazón desde el comienzo de la Cuaresma por medio de la penitencia, la oración y la fe. A su vez, invitó a seguir al Señor con gran fervor “para llegar a tener parte en su resurrección y en su vida”. Luego, monseñor Fernández invitó a todos a orar y seguidamente procedió a la bendición de los ramos, donde además recordó que “este es un tiempo intenso de oración, un tiempo donde debemos dejarnos impactar por el amor a Jesús y no solo tomarlos como días libres”.

Una vez realizada la bendición, se invitó a todas las personas a entrar en procesión al templo, alabando al Señor con cada ramo y allí se iniciaron las lecturas del día, para después dar paso a la homilía de nuestro pastor.

“Iniciamos un tiempo sagrado, donde la Iglesia nos ha invitado a prepararnos durante 40 días, rememorando tantos los 40 años que el pueblo de Israel pasó cruzando el camino del desierto hacia la tierra prometida, como los 40 días que el mismo Jesús, vivió en el desierto luchando contra el tentador, preparándose para iniciar su ministerio y su servicio. Nosotros nos hemos querido preparar para vivir con un corazón bien dispuesto estos días de Semana Santa, la Cuaresma tiene un tiempo de oración, de mirada más profunda de nuestra vida, de examen, es también un tiempo de conversión, lo mejor de nuestra voluntad para corregir lo que está torcido”, aseveró el Administrador Apostólico.

Así mismo, agregó que debemos preguntarnos ¿qué es lo que celebramos?, “no es solo tener unos ramitos y pensar que es un rito sagrado que se nos inculcó desde hace mucho, sino que es ponernos cara a cara con el misterio de amor más sorprendente que sostiene nuestra vida. El amor que nuestro Señor Jesucristo nos ha manifestado, se trata de ponerlo a Él en el centro”.

Para finalizar sus palabras, reiteró la invitación a tomar esta semana para la conversión, para ver más allá de nuestras necesidades y ser más fieles al camino que Jesucristo nos propone.

Continuando con la celebración, en las ofrendas se vivió un momento muy especial con los hermanos migrantes de la comunidad, ya que llevaron sus banderas como signo de integración y participación en esta Semana Santa de aquellos que vienen de otras tierras. Y, al finalizar la Eucaristía, monseñor Galo Fernández, compartió un momento con todos los presentes donde se tomó su tiempo para saludar a cada uno de ellos y conversar, a la salida del templo.

Fuente: Comunicaciones Talca
Curicó, 15-04-2019