Orden Franciscana de Chile deja Antofagasta

La decisión fue comunicada a través de una carta de Fr. Isauro Covili Linfati, ofm. Ministro Provincial. El Arzobispo Ignacio Ducasse celebró una acción de gracias por la entrega de la orden en bien de la diócesis.

 
Lunes 31 de Diciembre de 2018
Ver Galería
EL SEÑOR NOS PONE EN CAMINO

Queridos hermanos y hermanas:

El Señor les de su paz

La historia de nuestra Provincia franciscana de la Santísima Trinidad da cuenta de sus constantes búsquedas que los hermanos han realizado para hacer presente el Evangelio y la presencia del Reino en medio de su Pueblo. Junto con ello, la misión nos ha llevado por muchos lugares de nuestro país en donde actualmente nos encontramos y en otros en donde ya no mantenemos presencia. Sin embargo, en aquellos lugares que por diversos motivos nos hemos retirado podemos constatar que ha quedado el anuncio del Reino, el servicio evangelizador de los hermanos y el servicio de la Iglesia que a través del carisma de nuestro fundador San Francisco de Asís sigue siendo un lugar de escucha de la Palabra y de la atención a los más pobres de nuestra sociedad.

Es importante señalar que, en los últimos Capítulos provinciales, hemos discernido en Fraternidad los signos de los tiempos y bajo el lenguaje de reestructuración o refundación hemos abordado la necesidad de abrir nuevas presencias o cerrar otras, esto con el único fin de ser itinerantes, vivir en permanente búsqueda y fortalecer nuestra esperanza en el Dios de la vida.

En el mes de marzo y junio del presente año, he informado a Mons. Ignacio Ducasse, Arzobispo de Antofagasta y a la Comunidad cristiana de la Parroquia San Francisco de Asís, que dejaríamos nuestra presencia en dicha ciudad al concluir el año 2018.

Por tanto, comunico a nombre de la Orden Franciscana en Chile, que a contar del domingo 30 de diciembre hemos dejado nuestra presencia en Antofagasta. Se ha celebrado una eucaristía de acción de gracias que fue presidida por Mons. Ignacio Ducasse y concelebradas por varios sacerdotes que de manera agradecida dan gracias a Dios por estos años de servicio de tantos hermanos franciscanos belgas y chilenos.

Que el Señor Jesús y san Francisco bendigan a la Iglesia de Antofagasta con vocaciones y conceda una vida evangélicamente fecunda para la Parroquia San Francisco, cuyos laicos seguirán testimoniando el Reino de Dios y su Justicia en comunión con su Pastor.


Fr. Isauro Covili Linfati, ofm.
Ministro Provincial.


Santiago, 31 de diciembre del 2018.
VII de la octava de Navidad

Fuente: Comunicaciones Orden Franciscana de Chile


Antofagasta, 31-12-2018