Ex superiora de las Siervas del Plan de Dios asume en Colombia

Ex superiora de las Siervas del Plan de Dios asume en Colombia

 
Martes 15 de Noviembre de 2005
La vida de la Hermana Blanca Matta, ex superiora de las Siervas del Plan de Dios en Chile, es una constante misión alimentada por el evangelio y el amor a los más pobres. Después de servir más de tres años en nuestro país, la Hermana Blanca –de nacionalidad peruana-se marchó rumbo a Medellín, Colombia.

Su congregación está dedicada a servir a los más necesitados de nuestra sociedad, por ejemplo en ámbitos como la salud y la educación. En Chile se dedican por completo a un Hogar de Adultos Mayores de la Fundación Las Rosas y a la capilla Madre de los Apóstoles ubicada en la comuna de Maipú.

La Hermana Blanca comparte lo atesorado en su trabajo pastoral: “en la Fundación Las Rosas aprendí la experiencia del amor al que más lo necesita, al que más sufre. Las abuelitas transmiten el Rostro de Cristo. En Chile, y junto a ellas, viví un camino concreto de caridad que el Señor me pedía”. Respecto a su experiencia en la pastoral de nuestra arquidiócesis, destaca el protagonismo que los laicos tienen en sus comunidades. Explica que en la capilla Madre de los Apóstoles estuvo muy cercana a la pastoral juvenil y a las familias, donde pudo ser etstigo de la vitalidad de nuestra arquidiócesis. “La Iglesia es un cuerpo y apoyar a los sacerdotes es una misión súper importante de los laicos”, señala.

Hacia los más pobres

Su Congregación es muy joven. Nació hace apenas siete años en Perú bajo la inspiración de Luis Fernando Figari, fundador del Movimiento de Vida Cristiana. El vio la necesidad de una asociación religiosa femenina que se dedicara especialmente a los hospitales y, a su vez, “acogió la vocación que teníamos muchas de nosotras de consagrarnos a Dios y usar hábito como un signo de que Cristo camina por las calles y está presente, sirviendo a los más necesitados” relata la Hermana.

A la misión

Por estos días la Hermana Blanca está sumiendo su servicio de superiora en la ciudad colombiana de Medellín. Allí se dedicará a acompañar pastoralmente a los estudiantes de educación superior en la Universidad Católica de Oriente y a obras de caridad con enfermos en los hospitales y con los niños de la calle.

En Chile son cinco hermanas las que seguirán en misión inspiradas en los pasajes evangélicos de la visitación de María a Isabel y en las Bodas de Caná.

Paz entre los países

Respecto al conflicto limítrofe entre Chile y Perú, las palabras de las hermanas Siervas del Plan de Dios son reconciliación y paz. ¿Cómo se concretan estos valores? A través del diálogo y del perdón, comenta la Hermana Blanca.

Fuente: DOP Santiago
Santiago, 15-11-2005