Cantores populares alzaron sus voces entre lo humano y divino

En el XV Encuentro Nacional de Payadores de Portezuelo

Cantores populares alzaron sus voces entre lo humano y divino

Un total de 24 payadores de distintos puntos del país se reunieron en Portezuelo, en este encuentro desarrollado entre los días 08 y 09 de julio.

 
Miércoles 13 de Julio de 2005
Una veintena de cultores del canto popular de distintos puntos del país se hicieron presentes en el “XV Encuentro Nacional de Payadores, Poetas y Cantores Populares de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen" de la comuna de Portezuelo, ubicada en el Decanato Costa de la Diócesis de Chillán.

El encuentro –dedicado al Padre Hurtado, en el año de su canonización- se llevó a cabo en dos jornadas: el viernes 08 de julio, con canto a lo divino frente a la Virgen Campesina; y el sábado 09, con el ingenio y la picardía campesina en el canto a lo humano.

Entre los payadores que llegaron al encuentro, se contó con la presencia de algunos reconocidos entre los folcloristas populares: Antonio Contreras, Francisco Astorga, Luis Ortúzar, Arnoldo Madariaga, Sergio Cerpa, Hugo González y Pedro Estay. En total, 24 poetas y cantores que mostraron lo mejor de su arte entre: brindis, banquillos, pie forzado, contrapuntos, personificaciones y cuecas improvisadas, entre varias otras modalidades.

Sin embargo, no todo fueron payas, entre décimas y cuartetas. El sábado, tras el encuentro, hubo espacio para una peña folclórica donde no faltó el reconocido vino local y otras preparaciones típicas de la cocina chilena. Esta peña fue amenizado por artistas como: los Halcones Negros (música ranchera), el conjunto folclórico Nanihue, el Charro Pulgar y el grupo Caucahue de Talcahuano.

La valoración de nuestras tradiciones

El sentido de esta fiesta, enraizada desde hace mucho tiempo en el corazón de los habitantes de Portezuelo, está en el aporte que significa a la reconstrucción de nuestra identidad chilena con miras hacia el Bicentenario de la República. Por lo menos así lo planteó el párroco de la comuna y promotor de la misma actividad, el padre Ricardo Sammon O`Brien.

Asimismo, el sacerdote valoró el interés que estas tradiciones despiertan en las nuevas generaciones, pues en los jóvenes justamente está depositada la esperanza de mantener viva la pureza de nuestra identidad nacional.

Sobre la conservación de nuestra identidad nacional, el padre Ricardo Sammon señaló que la globalización trajo consigo una gran diversidad de costumbres y formas culturales que hemos asumidos como propias y que terminan dejando en un segundo o tercer plano lo más propio de la cultura popular chilena. Sin embargo, más que una invasión cultural, agregó el sacerdote, esto denota el gran complejo de inferioridad que tiene nuestro pueblo a la hora de valorar y defender lo propio.

Finalmente, el párroco de Portezuelo señaló que ya es hora de un cambio serio y concreto frente a este complejo de inferioridad. Al respecto, indicó que debería generarse una actitud distinta frente a la lectura de los medios de comunicación, la sumisión frente a formas culturales externas y la falta de amor por lo nuestro.

Fuente: Comunicaciones Chillán
Chillán, 13-07-2005