El aborto no puede ser una opción terapéutica

El aborto no puede ser una opción terapéutica

 
Miércoles 29 de Junio de 2005
El coordinador del Instituto de Bioética de la Universidad Católica Argentina (UCA), presbítero Rubén Revello, recordó que “el deber de todo profesional de la Medicina es defender la vida (tanto la de la madre como la del niño por nacer) y, en este esfuerzo, debe empeñar todos los medios a su alcance. Nunca, la muerte intencional de un paciente (máxime cuando es sano) puede ser una opción terapéutica para curar a otro enfermo”.

El especialista hizo esta afirmación tras conocerse el fallo de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, que autorizó interrumpir el embarazo de una mujer con problemas de salud. No obstante, evitó referirse particularmente a la decisión del máximo tribunal de la provincia de Buenos Aires.


El comunicado

El texto del comunicado, titulado “Aborto terapéutico”, dice lo siguiente:

“Sin entrar en detalles particulares referidos al reciente fallo de la Corte Suprema de la provincia de Buenos Aires (que por la complejidad del caso están siendo analizados por los peritos en cuestión), creemos que el Instituto de Bioética de la Universidad Católica Argentina, debe fijar cual es su postura respecto del llamado Aborto Terapéutico, en general.

“El deber de todo profesional de la Medicina es defender la vida (tanto la de la madre como la del niño por nacer) y, en este esfuerzo, debe empeñar todos los medios a su alcance. Nunca, la muerte intencional de un paciente (máxime cuando es sano) puede ser una opción terapéutica para curar a otro enfermo.

“Hay que partir de un hecho y principio ético fundamental: la persona humana es el valor máximo y trasciende cualquier otro bien, de modo que las consideraciones económicas y sociales, no son argumentos para oponerse al valor supremo de la vida del Hombre (varón y mujer). La sociedad, posterior en su origen y fundamento a la persona, no puede decidir sacrificar a algunos (por su condición social, económica, sanitaria o por la etapa de desarrollo que está atravesando) para salvar a otros.

“La vida física de cada individuo representa el primer fundamento de la persona humana y se vuelve indispensable a la hora de sostener todos los demás derechos humanos. De modo que defender los derechos humanos es defender, en primer lugar, la vida de cada ser humano.

“La ciencia es para la vida y su compromiso es custodiarla y sostenerla. La sociedad es para la persona y su defensa debe ser nuestro compromiso ético fundamental”.+


Fuente: AICA
Buenos Aires, 29-06-2005