Triste estado de templos y pueblos del interior

Triste estado de templos y pueblos del interior

 
Jueves 16 de Junio de 2005
“Una tremenda tristeza se produce al contemplar tantas casas y templos con mucha tradición histórica, destruidos”, afirmó el Monseñor Marco Antonio Ordenes Administrador Diocesano de Iquique, al regreso de su primer recorrido por algunos pueblos al interior de la provincia.

Señaló que es conmovedor ver la iglesia y el campanario de Matilla o el de Tarapacá al igual que el deterioro, aunque de menor magnitud, de los demás templos del interior de la Diócesis de Iquique. “Hemos recorrido la quebrada de Tarapacá y los pueblos de Huara, Pozo Almonte, La Tirana, La Huayca, Matilla, Pica y Huarasiña, y ha sido doloroso, pero también dan muchas ganas de solidarizar con el sufrimiento de la gente”.

En cada uno de esos lugares “hemos orado pidiéndole a Dios que nos mire con benevolencia y misericordia, y nos de la fuerza que necesitamos para continuar”, indicó. También dijo que con algunos poblados también ha habido comunicación telefónica o por radio. No obstante aún faltan muchos sectores a los cuales no se ha podido llegar exclusivamente porque los caminos no estaban habilitados.

Mañana a eso de las 06.00 horas Monseñor Ordenes iniciará nuevamente su recorrido. En esta ocasión subirá hasta la quebrada de Tarapacá a dejar alimentos y abrigo, e inmediatamente después emprenderá rumbo hasta los pueblos más lejanos de las quebradas.

Fuente: Comunicaciones Iquique
iquique, 16-06-2005