Santuarios Marianos
Volver

Santuario Nacional de Maipú - Maipú - Santiago

• Historia
La devoción a la Virgen del Carmen se remonta a la solemne ofrenda de Pedro de Valdivia el 20 de enero de 1540 de dedicarle a la Santísima Virgen el primero y más importante templo de sus dominios. El 12 de febrero de 1541 fundó en el Valle de Maipú la ciudad de Santiago y levantó una ermita en la plaza de armas. Asimismo, en otras zonas del país se iniciaba la devoción por la Virgen del Carmen bajo el nombre de La Tirana.

En el siglo XVII todos los 16 de Julio (solemnidad de la Virgen del Carmen) comenzó a realizarse una procesión con la imagen de la Virgen, que recorría desde la Alameda hasta la Plaza de Armas, junto a la Catedral de Santiago.

En 1785, el español Don Martín de Lecuna encarga la imagen de la Virgen que actualmente se venera a Quito. Más de un siglo después, el 2 de agosto de 1945, una descendiente de Don Martín la dona al Cardenal José María Caro para que sea venerada en el grandioso Templo que se empezaba a construir en Maipú.

Durante las guerras independentistas chilenas los nacionalistas toman a la Virgen del Carmen como patrona de su ejército. El 5 de diciembre de 1811, los Generales José Miguel Carrera y Bernardo O'Higgins se dirigen al Vicario de Santiago de Chile para pedirle "una Misa Solemne de Acción de Gracias" por el triunfo de las luchas independentistas. El 5 de enero de 1817 el General José de San Martín coloca su bastón de mando en la mano derecha de la imagen jurándola solemnemente como Patrona del Ejército de los Andes y en la Víspera de la batalla de Chabuco el ejército con O'Higgins a la cabeza proclama a la Virgen del Carmen Patrona y Generala de las Armas Chilenas.

En 1818, ante el avance de las fuerzas españolas, el pueblo y sus líderes inundan la catedral para depositar su oración y su confianza a los pies de la Virgen Carmelitana, prometiéndole levantar un templo en su honor allí donde fuera firmada la libertad de Chile: "En el mismo sitio donde se dé la batalla y se obtenga la victoria, se levantará un Santuario a la Virgen del Carmen, Patrona y Generala de los Ejércitos de Chile, y los cimientos serán colocados por los mismos magistrados que formulen este voto, en el mismo lugar de su misericordia, que será el de su gloria".

Por eso, el 5 de abril, en medio del fragor de la batalla de Maipú el General San Martín anima a su ejército gritando: "Nuestra Patrona, la Santísima Virgen del Carmen nos dará la victoria y aquí mismo le levantaremos la iglesia prometida para conmemorar ese triunfo". Antes de finalizar el año se colocó la primera piedra del santuario, que se terminó en 1892.

Al comenzar el siglo XX, la devoción a la Virgen del Carmen estaba ya profundamente presente en la fe del pueblo, motivo por el cual en 1923 el Episcopado Nacional solicitó al Papa Pío XI nombrarla Patrona de Chile. Entre los años 1948 y 1956, la Virgen del Carmen recorre gran parte de las provincias del país. Se le llamó entonces la Virgen Peregrina. Finalmente, el 16 de diciembre de 1956, la imagen quiteña de la Virgen del Carmen es trasladada al Templo Votivo de Maipú acompañada por el Presidente de la República, Carlos Ibáñez del Campo y miles de fieles.

En 1971 los obispos de Chile decidieron trasladar la tradicional procesión para el último domingo de septiembre, con el fin de adherirse a la celebración del Mes de la Patria, y declararon esa fecha como el Día de Oración por Chile. El templo actual fue inaugurado en octubre de 1974, es obra del arquitecto don Juan Martínez Gutiérrez.

El 27 de enero de 1987, su Santidad el Papa Juan Pablo II, en la Santa Sede, concede a este santuario el título de Basílica Menor, y el 3 de abril de ese año, en su visita al Santuario coronó a la Virgen Santísima del Carmen como Madre y Reina de Chile. En 1996, con fondos aportados por el Ministerio de Obras Públicos y la Ilustre Municipalidad de Maipú, se inician trabajos de remodelación que concluyen el 28 de diciembre de 1999.

• Espiritualidad
El comité permanente del Episcopado Nacional en su carta “Chile: Voluntad de ser” (5 de abril de 1968) escrita con ocasión del sesquicentenario de la declaración de independencia nacional expresó el carácter que tendría el Templo Votivo de Maipú: ( El Santuario de Maipú será:) Casa de la Virgen María, Nuestra Señora del Carmen, hogar donde la elegida del Señor se manifiesta como la Madre del Pueblo de Chile. Allí, Ella, con la fuerza de Dios, entregará a los peregrinos el acogimiento de su corazón y lo educará en la fe y el amor al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

(Será) centro de confluencia y vértice de crecimiento. Chile está en proceso de desarrollo. La Iglesia se define como un pueblo en peregrinación y lucha por vivir esta verdad.

En esta situación de dinamismo, Maipú será un punto de referencia, una casa de encuentro. Y será un patio de envío donde se nutra la energía y se fortalezcan las razones para crecer.”

Para tomar conciencia de esto, se trata de descubrir, valorar y hacer fecundas todas las expresiones de religiosidad popular del país: los bailes religiosos, cofradías de promeseros, cuasimodos, cantos a lo divino, etc.

Llegan a Maipú peregrinos de todos los puntos del país y se sienten identificados con el santuario y con el mensaje que en él se da. Símbolo de esto es la cruz de Chile monumental que se conserva en una capilla lateral del santuario y que fue construida para la bendición del Templo con cubos tallados en todas las diócesis de Chile.

Otro aspecto “nacional” del santuario es el esfuerzo por valorar y destacar las minorías étnicas, quienes siempre han tenido un lugar propio en el santuario y están representados con sus dones en la galería “Chile a su Madre” que recoge diversas ofrendas realizadas a la Virgen a través de los años. Este aspecto se ha resumido en la frase “Maipú: tierra de encuentro”.

Además, no hay que olvidar que el Templo constituye el memorial del pueblo chileno en agradecimiento a su Madre, cuya intercesión poderosa le valió su independencia.

El Santuario Nacional de Maipú es un lugar privilegiado de encuentro con Dios. Es un signo visible de la misericordia de Dios con nosotros y, como tal, facilita el encuentro profundo y cercano con Él.

• Fiesta
16 de julio

• Datos Básicos
Dirección:
Avda. Carmen 1750, Maipú
Teléfono: 5312320 - 5344997 - 5325779. Informaciones: 3003034
Director: Padre Raúl Feres
Pertenencia: Arzobispado de Santiago

• Fuentes
Documentos elaborados por el Santuario Nacional de Maipú