La Iglesia Católica y la ley de filiación
  Descargar Archivo (PDF)

La Iglesia Católica y la ley de filiación

Fecha: Martes 30 de Junio de 1998
Referencia: 368/98
Pais: Chile
Ciudad: Santiago
Autor: Comité Permanente

Santiago, 30 de junio de 1998

1. En los próximos días el Senado de la República se pronunciará acerca del proyecto de ley que modifica el Código Civil y otros cuerpos legales en materia de filiación. Tratándose de aspectos que afectan el concepto de familia y la dignidad de las personas, pilares fundamentales de la sociedad y de la Iglesia, el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile desea contribuir con su reflexión a la que deben efectuar los señores senadores.

2. La evolución del reconocimiento, protección y promoción de los derechos humanos, de claro origen judeo cristiano, ha colocado como base sustancial de esos derechos la dignidad de la persona, fundada tal dignidad en haber sido creada a imagen y semejanza de Dios. Todos los seres humanos, que proceden de Dios, su Padre común, nacen libres e iguales en su dignidad y sus derechos esenciales. Esta igualdad es reconocida por la Constitución Política de Chile y los Tratados Internacionales. Es a partir de esta base sustancial, la dignidad de la persona, de donde derivan los demás derechos y deberes esenciales de todos, entre ellos el derecho a la vida, al buen nombre, al reconocimiento jurídico, a casarse y fundar una familia, etc. Por su parte, la familia es la organización natural y fundamental de la sociedad y de la Iglesia, el ámbito que más favorece la gestación de la personalidad y que mejor prepara a la persona al ejercicio de sus derechos y deberes. Por eso, ella tiene derecho a la protección de la sociedad, de la Iglesia y del Estado.

3. Corresponde entonces al legislador tener en cuenta la realidad de la sociedad en la que deben regir las leyes, cuidando de reconocer y desarrollar armónicamente esos derechos. Al hacerlo, conviene recordar que el derecho no solamente establece un deber ser normativo, sino que también es un instrumento de educación que refleja y transmite valores.

4. Nos parece que las reformas que se hacen a las leyes, en particular a la que ahora nos referimos, deben encarnar y hacer realidad estos grandes principios, teniendo en especial consideración a quienes son más débiles, sea por razones éticas o culturales.

5. Tanto la Iglesia como la sociedad reconocen que el espacio espiritual que siempre debiera acoger a los hijos, es el hogar formado por el matrimonio de sus padres. El niño, en efecto, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad debe crecer en el seno de la familia, en un ambiente de felicidad, amor y comprensión. Este es el principio básico que ha recogido la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño. Por esto es que la ley debe tender a la constitución y al fortalecimiento de la familia y así, en los tratados internacionales, hay una estrecha vinculación entre el matrimonio y la familia. El padre y la madre tienen una responsabilidad común en la educación y desarrollo de sus hijos. Ellos, y también la ley, deben tener presente que la unidad de la familia y el interés de los hijos constituyen siempre la consideración primordial.


6. No obstante, hay hijos que no nacen en el seno de una familia. A veces, son hijos de una persona unida por matrimonio con una persona distinta del propio padre o madre. Hace bien el proyecto de ley en ocuparse de los hijos que han nacido fuera del matrimonio, con el fin de reconocerles sus derechos y las obligaciones de sus padres para con ellos. Quienes nacen fuera del hogar formado por sus padres, no tienen ninguna responsabilidad por esta circunstancia, no pueden ser discriminados por este motivo y tienen derecho a una especial preocupación de la sociedad, la cual debe reconocer y tutelar sus derechos.

7. Por eso el legislador debe tener presente estas circunstancias de excepción y regular la situación de los hijos en cuanto a los derechos y obligaciones de los padres y de los propios hijos. Es un deber del padre y de la madre asumir su responsabilidad por la vida del hijo que han engendrado y por su crecimiento biológico, afectivo y espiritual. También hay que reconocerle al hijo el derecho de conocer a sus padres, actuando con prudencia, sin amenazar la unidad de la familia que uno de ellos ya haya formado. Así mismo, hay que estipular el deber irrenunciable de los padres de procurarle un hogar al hijo nacido fuera del matrimonio, ya sea en la familia que ellos debieran constituir, sí están en condiciones de contraer matrimonio, o en la casa de su madre, o con los abuelos, si éstos lo acogen, o con una familia adoptiva, si las soluciones anteriores no fueran posibles.

8. En estas complejas y diferentes materias, creemos que los legisladores deben formular sus propuestas encuadrándose por lo tanto, en la igual dignidad y en los derechos de todo hijo, cualquiera que sea su origen, en el interés superior del niño, en la necesidad de dar solidez a la constitución de la familia y de protegerla moral y materialmente, evitando que sean dañados o perjudicados los inocentes. Es un hecho que hay situaciones diferentes para los hijos nacidos dentro o fuera del matrimonio, por lo tanto, la sutileza para legislar para cada una de las situaciones posibilitará una mejor justicia tanto en el ejercicio de derechos personales, familiares, como patrimoniales. Por ejemplo, cuidando siempre el respeto al patrimonio conyugal, y en muchos casos familiar, legalmente establecido. El uso de la tecnología recientemente desarrollada por la Ciencia en algunos aspectos pertinentes de esta ley puede ser un medio justo, pero cuidando que no se constituya en un imprudente abuso.

9. Por último, en atención a la complejidad de los conflictos que pueden suscitarse con esta legislación y otras relacionadas, parece conveniente y aun necesario complementarla con la aprobación paralela del proyecto sobre los Tribunales de Familia, como una jurisdicción especializada que facilitaría actuar con mayor justicia y eficacia en materias tan delicadas y esenciales para las personas y para la sociedad. Así mismo, sería necesario estudiar un mejoramiento del sistema de pensiones alimenticias.

10. En este Año del Espíritu Santo, rogamos al Señor de la Vida que derrame abundantemente Su sabiduría y su fortaleza en quienes tienen la responsabilidad de prestar un servicio de tan grandes alcances en nuestro país, para que puedan hacerlo con generosidad y lucidez, buscando, en la medida de lo posible, fortalecer el bien superior del matrimonio.

† FERNANDO ARIZTÍA RUIZ
Obispo de Copiapó
Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile

† JAVIER PRADO ARÁNGUIZ
Obispo de Rancagua
Secretario General de la Conferencia Episcopal de Chile

Buscador
 


Destacados

2023  -  2020  -  2019  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  1999  -  1997  -  1996  -  1995  -  1994  -  1993  -  1992  -  1990  -  1989  -  1988  -  1987  -  1986  -  1985  -  1984  -  1983  -  1982  -  1980  -  1979  -  1978  -  1977  -  1975  -  1974  -  1973  -  1972  -  1971  -  1970  -  1961  -  1959

2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2015  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2001  -  1997  -  1994  -  1993  -  1992  -  1981  -  1980  -  1979  -  1978  -  1977  -  1973  -  1968  -  1966  -  1964  -  1962  -  1961  -  1959  -  1958  -  1957  -  1956  -  1953

2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2000  -  1999  -  1998  -  1997  -  1996  -  1995  -  1994  -  1993  -  1992  -  1991  -  1985  -  1981  -  1978  -  1977  -  1976  -  1975  -  1974  -  1973

2023  -  2022  -  2021  -  2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2001  -  2000  -  1999  -  1998  -  1997  -  1996  -  1995  -  1994  -  1993  -  1992  -  1991  -  1990  -  1989  -  1988  -  1987  -  1986  -  1985  -  1984  -  1983  -  1982  -  1981  -  1980  -  1979  -  1978  -  1977  -  1976  -  1975  -  1974  -  1973  -  1972  -  1971  -  1970  -  1969  -  1968  -  1967  -  1964  -  1961  -  1960  -  1959  -  1957  -  1952

2019  -  2018  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  1989  -  1988  -  1970

2023  -  2022  -  2021  -  2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2001  -  2000  -  1999  -  1998  -  1988  -  1985  -  1981  -  1978

2023  -  2022  -  2021  -  2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2001  -  1999  -  1998  -  1997  -  1996  -  1995  -  1994  -  1992  -  1990  -  1989  -  1988  -  1987  -  1986  -  1985  -  1983  -  1982  -  1981  -  1980  -  1979  -  1978  -  1977  -  1976  -  1975  -  1974  -  1973  -  1972  -  1971  -  1970  -  1957  -  1952

2023  -  2014  -  2008  -  2007  -  2006  -  2002  -  1987  -  1985  -  1981  -  1978  -  1976  -  1975  -  1973  -  1971  -  1970  -  1969  -  1968

2022  -  2018  -  2016  -  2014  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2000  -  1996  -  1995  -  1991  -  1977  -  1974  -  1973  -  1967  -  1955

2019  -  2018  -  2017  -  2015  -  2014  -  2013  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  1999  -  1998  -  1995  -  1994  -  1992  -  1987