Con un llamado a orar por las vocaciones se vivió la Misa del Buen Pastor en la Catedral de Concepción

Con un llamado a orar por las vocaciones se vivió la Misa del Buen Pastor en la Catedral de Concepción

La Eucaristía, organizada por la Pastoral Vocacional y la Vicaría Pastoral de Juventud, fue presidida por Monseñor Bernardo Álvarez.

 
Lunes 22 de Abril de 2024
Al mediodía de este domingo 21 de abril se celebró la Misa del Buen Pastor en la Catedral de Concepción, dando inicio al Mes de Oración por las Vocaciones. La Eucaristía, organizada por la Pastoral Vocacional y la Vicaría Pastoral de Juventud, fue presidida por el Administrador Diocesano de Concepción, Monseñor Bernardo Álvarez.

En su homilía, Monseñor Álvarez hizo alusión al Mensaje del Santo Padre para la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones: “Llamados a sembrar la esperanza y a construir la paz”, y afirmó que “uniéndonos a este espíritu de oración que nos pide el Papa, también reconocemos una súplica especial como Iglesia de Concepción e Iglesia chilena, pidiéndo a Dios por vocaciones. Necesitamos nuevas, santas y esperanzadoras vocaciones. Vocaciones que no provienen de otro planeta, sino de nuestras propias comunidades, de nuestras propias familias, de nuestra propia acción evangelizadora y apostólica. Por eso que rezamos por vocaciones para la vida matrimonial, sacerdotal, religiosa, consagrada, diaconal y laical comprometida, inmersa en las realidades de nuestro mundo”.

En ese contexto, invitó a orar de forma especial por Fabián Fernández, el único seminarista de la Arquidiócesis, y también por los jóvenes y por las diversas pastorales juveniles e iniciativas que los involucran. “Me gustaría hacer un gran llamado a toda la Iglesia a que seamos comunidad de puertas abiertas para los niños, jóvenes y sus familias”, agregó.

Además, Monseñor Álvarez aseveró que actualmente no sólo faltan vocaciones en la Iglesia, sino en toda la humanidad: faltan vocaciones verdaderas y generosas en el mundo de la salud, en la vida política, en el mundo de la empresa, de la industria, de los sindicatos, en el servicio público.

Reflexionando en torno al Evangelio tomado de San Juan 10, 11-18, destacó que la primera característica esencial de Jesús Buen Pastor y la llamada que nos ofrece a todos es que el Buen Pastor da la vida por sus ovejas. En ese sentido, sostuvo que una vocación de verdad manifiesta esta fundamental característica: “Nuestra vocación es, en Cristo Buen Pastor, para dar la vida, entregar la vida, no guardársela”.

Asimismo, señaló que una segunda característica es que “un buen pastor es capaz de ir a lo profundo de las relaciones cristianas y humanas”. Y una tercera característica que Jesús nos propone tiene relación con vocaciones trascendentes, que no se ponen límites, que tienen profundo desinterés por los cálculos humanos y se abren a un horizonte mayor.

“Cuando vivimos una vida en esa perspectiva vocacional, sostenida por esa mayor trascendencia, con Jesús y con el Padre, las obras de cada día, los cansancios, los agobios e incluso las frustraciones, adquieren un sentido mucho más allá de las lógicas absolutamente humanas y se abre un horizonte mucho más trascendente, que en definitiva nos puede regalar mayor esperanza, sentido de vida, plenitud y felicidad”, enfatizó.

En el momento de la presentación de las ofrendas, una religiosa llevó hasta el Altar la Oración por las Vocaciones con la imagen del Buen Pastor, luego una joven presentó el logo el Jubileo 2025 con el lema “Peregrinos de la Esperanza” y una familia llevó los dones de pan y vino.

Mes de Oración por las Vocaciones
Los Coordinadores de la Pastoral Vocacional de la Arquidiócesis de Concepción, Miguel Rocha y Luz Verónica Anguita, llamaron a participar en las actividades que han preparado para el Mes de Oración por las Vocaciones.

Para ello, Miguel Rocha animó a participar todos los martes, a las 18:30 horas en la Comunidad San José, donde “iniciaremos la actividad con la adoración al Santísimo, a las 19:00 horas tendremos la Santa Misa y a las 20:00 horas habrá un testimonio vocacional y después un compartir con todos los que asistan”.

“Los testimonios vocacionales serán a la vida sacerdotal, a la vida religiosa consagrada, a la vida laical y también al matrimonio. Así que están todos invitados y esperamos que recen mucho por las vocaciones y también por la de cada uno de nosotros”, puntualizó.

Fuente: Comunicaciones Concepción
Concepción, 22-04-2024
   Galerías:
Ver Galería