Vigilia Pascual: “Cristo resucitado nos regala la alegría de la fe”

Vigilia Pascual: “Cristo resucitado nos regala la alegría de la fe”

Parte de las palabras de Mons. Galo Fernández, en su homilía del sábado 30 de marzo, en la Vigilia Pascual que se celebró a las 21:00 horas desde el templo Catedral de Talca.

 
Lunes 01 de Abril de 2024
Decenas de fieles asistieron a esta celebración que inició con la bendición del fuego en el frontis de la Catedral, y luego con el encendido del cirio pascual, signo del resucitado y que acompaña durante toda la pascua, los sacramentos y en las despedidas de nuestros hermanos.

Seguidamente el obispo, ingresó al templo con el cirio y poco a poco los presentes fueron encendiendo sus velitas, como signo de la luz de Cristo. También se realizó el pregón pascual, como proclamación del triunfo de la resurrección de Cristo sobre la muerte.

Realizada las lecturas del día, nuestro pastor diocesano aseveró en su homilía que debemos alegrarnos por esta hermosa noticia: “Aleluya, aleluya, Cristo ha resucitado. En esta noche pasamos de las tinieblas a la esperanza del resucitado”.

“En esta noche santa la Iglesia se reúne para proclamar que hay alguien que tiene el poder para abrir nuestros sepulcros y derrotar a la muerte. Esas benditas mujeres que parecían hacer algo tan inútil fueron las primeras en escuchar la más sorprendente noticia que ha sostenido a tantos en la porfía del amor. ‘No está aquí, Jesús ha resucitado’”.

“Esta es la luz que disipa las tinieblas del pesimismo y enciende la esperanza. Este es el nuevo resplandor del amor que nos desvela su fuerza insuperable, el Amor es más fuerte porque brota de Dios porque Dios es amor”.

La alegría de la fe
Así mismo, el obispo expresó que “La resurrección de Cristo se nos ofrece como la luminosa certeza que disipa las tinieblas del pesimismo que paraliza toda iniciativa de amor, esa fría racionalidad mundana que no cuenta con Dios. La Buena Noticia de Cristo resucitado nos regala la alegría de la fe, esa que puede perdurar aún en medio de las dificultades, porque sabe profundamente que el mal, el pecado que es olvido de Dios, y la muerte no tienen la última palabra. Nuestra alegría es definitiva porque proviene de Dios”.

Finalizó invitando a recordar que “su amor se nos regala como la palabra definitiva de Dios. Que la alegría de su resurrección remueva todas las lápidas que frenan nuestros impulsos para amar y servir”.

Seguidamente, monseñor Fernández bendijo el agua, que luego sería rociada a todos los presentes, en recuerdo de nuestro bautismo. Posteriormente se invitó a las personas a acercarse al cirio pascual para encender nuevamente sus velitas y así renovar sus promesas bautismales.

Después de este momento el obispo procedió a rociar a todos los fieles que estaban en el templo catedral, se realizó la oración universal y se vivió la liturgia eucarística.

Luego de la comunión, los fieles volvieron a encender sus velas desde el cirio pascual y el obispo entregó la bendición final, para concluir así nuestra Vigilia Pascual.

Fuente: Comunicaciones Talca
Talca, 01-04-2024
   Galerías:
Ver Galería
Video: Misa Crismal