La Sinodalidad fue el tema que desarrolló el Obispo de Osorno para agentes pastorales de la Iglesia diocesana

La Sinodalidad fue el tema que desarrolló el Obispo de Osorno para agentes pastorales de la Iglesia diocesana

En un encuentro formativo y de preparación a la próxima Asamblea Diocesana, programada para el 16 de marzo del 2024, el Pastor de la Iglesia local, Monseñor Carlos Godoy Labraña profundizó entorno a cómo ser "Una Iglesia Sinodal en Misión".

 
Miércoles 17 de Enero de 2024
Este lunes 15 de enero el obispo de Osorno habló desde la experiencia vivida en la XVI Asamblea General Ordinaria de los Sínodos de los Obispos, que convocó el Papa Francisco en octubre del 2023, y compartió el contexto del proceso sinodal, sus fases fundamentales y lo que significa para la Iglesia Universal.

Explicó primero que el Sínodo de los obispos, es una institución creada por el Papa Pablo VI y es una instancia, una gran asamblea “de obispos escogidos desde las distintas diócesis del mundo que se reúnen en ocasiones determinadas para tratar temas de interés eclesial”.

Luego, en relación con la Sinodalidad, desarrolló dicha temática en torno a lo que el Santo Padre plantea al respecto: “él dirá que ´es una dimensión constitutiva de la Iglesia. La Iglesia es Sinodal sino no es Iglesia´. Es un elemento constitutivo de la Iglesia, es una forma de ser Iglesia, que está a los orígenes de la Iglesia, entonces no se puede entender la Iglesia sino en esta clave Sinodal”.

También aseguró que el Papa Francisco “agrega que es el signo que Dios espera de la Iglesia del tercer milenio. Él habla de un camino sin retorno, es decir es un camino que va, que conduce a la Iglesia hacia allá, y por lo tanto la invitación es que todos nos subamos a la barca de la Sinodalidad que es constitutiva a la Iglesia”.

Enfatizó que la Sinodalidad puede ser comprendida como el camino que Dios nos está proponiendo para vivenciar, “para reconocernos plural, diversos, y también invitados a caminar juntos, sintiéndonos todos corresponsables de la edificación de esta Iglesia, y particularmente con una invitación a los laicos a sentirse parte de esta corresponsabilidad”, agregó.

También entregó algunas ´máximas´ a considerar: La Sinodalidad es primordial abordarla desde una perspectiva de fe “porque detrás de la Sinodalidad hay una idea fundamental; es el Espíritu Santo el que gobierna a la Iglesia, y si no hay esa visión sobrenatural, se corre el serio riesgo de comprender ideológicamente algo que no se puede comprender desde la ideología, sino que se comprende solo desde la fe”.

En segundo lugar, la Sinodalidad tiene una clave “una de las actitudes esenciales para entrar en la dinámica de la Sinodalidad es la Escucha. Escuchar lo que Dios va suscitando en medio de su pueblo, escucharnos también entre nosotros, escuchar los signos de los tiempos, y escucharse a sí mismo”. Tercero, y a diferencia de la democracia, en que el criterio es la opinión de las mayorías, “en la Sinodalidad el criterio primordial es lo que se conoce como el Sensus Fidei, es decir la sensibilidad de la fe del pueblo de Dios, que el pueblo de Dios es capaz de captar lo que Dios le está pidiendo a la Iglesia, y esta es una máxima de fe”.

Cuarto, “el Papa Francisco insistió muchísimo en que el Sínodo no es un parlamento, es ante todo un espacio protegido para que el Espíritu Santo se haga presente y pueda actuar en la Iglesia, y hay cuatro coordenadas que también pueden ayudar a proteger esos espacios y que deben estar presentes en todo movimiento eclesial: el Espíritu Santo como protagonista de la vida espiritual de la Iglesia y del cristiano, y que abre el corazón, la inteligencia e impulsa a la misión.

La oración, como un medio excelente para ir disponiendo el corazón a la acción del Espíritu Santo; la fraternidad, la comunión entre los hermanos, la buena disposición para escucharse mutuamente, para empatizar con el otro; y la Eucaristía como centro de la vida de la Iglesia y de ella brota la caridad pastoral, que es la fuerza, la energía interior que mueve el corazón y lo llena de ardor para la misión, para comunicar a Cristo, para dar testimonio de Él.

En la ocasión también hubo algunas indicaciones, propuestas y sugerencias para la puesta en marcha de la preparación de la próxima Asamblea Diocesana que se realizará el 16 de marzo próximo.

Fuente: Comunicaciones Osorno
Osorno, 17-01-2024
   Galerías:
Ver Galería