La paz, don de Dios
  Descargar Archivo (PDF)

La paz, don de Dios

Homilía en la Misa por los 30 años del inicio de la Mediación Pontificia entre Chile y Argentina. Iglesia de Santa María de la Paz, Roma, 30 de noviembre de 2008.

Fecha: Domingo 30 de Noviembre de 2008
Pais: Vaticano
Ciudad: Vaticano
Autor: Mons. Alejandro Goic Karmelic

Hoy empezamos el nuevo año litúrgico: lo abrimos con el Tiempo de Adviento y, como cada año, antes de Navidad, queremos reanimar nuestra esperanza.

¿Cuál es el motivo de nuestra esperanza?: que el Señor volverá y viviremos con Él por siempre.

El Adviento es, pues, un tiempo litúrgico de naturaleza dinámica: es expectación y vigilancia. Cristo vino en un momento de la historia, y con su Pascua Salvadora abrió un camino de redención y salvación para la humanidad. Cristo viene hoy en su Palabra de Vida; en los Sacramentos que otorgan su Gracia, especilmente en la Eucaristía; en la Comunidad de creyentes reunida en Su nombre; en el rostro del hermano, especialmente del prójimo sufriente. Y Cristo vendrá, en gloria y majestad a juzgar a vivos y muertos.

Hoy, una vez más, en este Adviento que iniciamos se nos invita y se nos llama a ser testigos del Señor. Debemos concretar la manera de vivir la fe, la manera de dar testimonio de nuestra fe. La manera de decir quién es, para cada uno de nosotros, el prójimo, para amarlo tal como él lo necesita.

¡Qué bien entendía y vivía este amor el venerado pontífice Juan Pablo II! Vislumbró el peligro de dos pueblos hermanos por cercanía física y especialmente por cercanía de fe en Jesucristo, el Hijo de Dios.
Argentina y Chile, pueblos creyentes y llamados a ser hermanos vivían hace 30 años una controversia seria y difícil. Yo fui testigo de ello en mi ciudad natal, Punta Arenas, en el año 1978. Párroco de una populosa población de la ciudad, percibía la “sicosis de guerra” que vivía el pueblo en todos los sectores y niveles. Sufría con el dolor de las madres y esposas que tenían a sus hijos y maridos en las trincheras de los límites fronterizos. Podía percibir sus dramas y sus angustias. Y ahí, en ese contexto, surge la voz y la palabra profética del sucesor de Pedro. El 12 de Diciembre de 1978 dirige una carta a los Presidentes de Argentina y de Chile, ante el encuentro de los Cancilleres de ambos países, y les señala que “el diálogo no prejuzga los derechos y amplía el campo de las posibilidades razonables, haciendo honor a cuantos tienen la valentía y la cordura de continuarlo incansablemente contra todos los obstáculos. Será –continuaba- una solicitud bendecida por Dios y sostenida por el consenso de vuestros pueblos y el aplauso de la Comunidad Internacional” .

Juan Pablo II, discípulo fiel y consecuente de Jesucristo, se convierte así en un adalid de la Paz, frente a un conflicto creciente de dos naciones cristianas.

Y el 22 de Diciembre de 1978 nuevamente alza su voz, en nombre de Jesucristo, y proclama: “La divergencia entre Argentina y Chile que se ha ido agudizando en este último período, no obstante el vibrante llamado a la paz dirigido a los responsables por parte de los Episcopados de esos dos países, vivamente apoyado y hecho propio por mi predecesor, el Papa Juan Pablo I, es motivo de profundo dolor y de íntima preocupación” .

Y continuaba “Después, en el día de ayer, frente a las noticias cada vez más alarmantes que llegan sobre el agravarse y sobre el posible, más todavía por no pocos temido como inminente, precipitar de la situación, he hecho conocer a las Partes mi disposición –mejor, el deseo—de enviar a las dos capitales un representante mío especial, para tener informaciones más directas y concretas sobre las respectivas posiciones y para examinar y buscar juntos las posibilidades de un arreglo pacífico de la controversia” .

Juan Pablo II añadió a continuación: “Por la tarde llegó la noticia de la aceptación de tal propuesta por parte de entrambos Gobiernos, con expresiones de gratitud y de confianza que, mientras me confortan, hacen sentir todavía más la responsabilidad que una tal intervención comporta, pero a la cual la Santa Sede considera que no debe sustraerse. Y como ambas Partes subrayan concordemente la urgencia de tal intervención, la Santa Sede procederá con toda la solicitud posible. Entretanto, deseo renovar mi angustiada llamada a los responsables para que eviten pasos que podrían comportar consecuencias imprevisibles –o incluso demasiado previsibles—de daños y sufrimientos para las poblaciones de los dos países hermanos. E invito a todos a elevar fervientes plegarias al Señor para que la violencia de las armas no prevalezca sobre la paz”.

La historia de paz, desde ese día, gracias a Dios, la conocemos.
Hace 30 años comenzó ese proceso con el enviado de Juan Pablo II, el inolvidable, inteligente y venerado Cardenal Antonio Samoré, quien con sus colaboradores y ambas Cancillerías y la oración de dos pueblos creyentes y hermanos, lograron el don de la paz para Chile y Argentina.

Fue un signo elocuente de Cristo, que vino a través de su Iglesia a hacer obra de paz. “Llegue a ustedes la gracia y la paz que proceden de Dios” (I Cor. 1,3) nos decía el Apóstol Pablo en la segunda Lectura de hoy.

Hoy damos gracias a Dios por este regalo de la paz a nuestros pueblos de Argentina y Chile. Hoy bendecimos a Dios por todos los que trabajaron por la paz: “Felices los que trabajan por la paz, porque serán reconocidos como hijos de Dios” (Mt. 5,9).

Hoy pedimos para que Argentina y Chile y todos los pueblos de nuestra América Latina y el Caribe, con el empeño de todos, ganen las nuevas batallas de la paz, de manera especial la dignificación de cada persona desde su concepción hasta su fin natural, y la justicia social para los más pobres y débiles de nuestros pueblos y de todo el Continente.

Cristo, Señor y Salvador de todos, viene en esta Eucaristía. Aquí se hace presente. Nos ha prometido la victoria, garantizada con su resurrección. ¡El pan y el vino que compartimos son garantía de la vida y victoria por siempre!

Nos acompaña la Madre Bendita del Salvador. Nos acompaña en este templo dedicado a Ella, Santa María de la Paz.

A su Hijo Jesucristo, honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.

† Alejandro Goic Karmelic
Obispo de Rancagua
Presidente Conferencia Episcopal de Chile

Buscador
 


Destacados

2023  -  2020  -  2019  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  1999  -  1997  -  1996  -  1995  -  1994  -  1993  -  1992  -  1990  -  1989  -  1988  -  1987  -  1986  -  1985  -  1984  -  1983  -  1982  -  1980  -  1979  -  1978  -  1977  -  1975  -  1974  -  1973  -  1972  -  1971  -  1970  -  1961  -  1959

2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2015  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2001  -  1997  -  1994  -  1993  -  1992  -  1981  -  1980  -  1979  -  1978  -  1977  -  1973  -  1968  -  1966  -  1964  -  1962  -  1961  -  1959  -  1958  -  1957  -  1956  -  1953

2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2000  -  1999  -  1998  -  1997  -  1996  -  1995  -  1994  -  1993  -  1992  -  1991  -  1985  -  1981  -  1978  -  1977  -  1976  -  1975  -  1974  -  1973

2023  -  2022  -  2021  -  2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2001  -  2000  -  1999  -  1998  -  1997  -  1996  -  1995  -  1994  -  1993  -  1992  -  1991  -  1990  -  1989  -  1988  -  1987  -  1986  -  1985  -  1984  -  1983  -  1982  -  1981  -  1980  -  1979  -  1978  -  1977  -  1976  -  1975  -  1974  -  1973  -  1972  -  1971  -  1970  -  1969  -  1968  -  1967  -  1964  -  1961  -  1960  -  1959  -  1957  -  1952

2019  -  2018  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  1989  -  1988  -  1970

2023  -  2022  -  2021  -  2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2001  -  2000  -  1999  -  1998  -  1988  -  1985  -  1981  -  1978

2023  -  2022  -  2021  -  2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2001  -  1999  -  1998  -  1997  -  1996  -  1995  -  1994  -  1992  -  1990  -  1989  -  1988  -  1987  -  1986  -  1985  -  1983  -  1982  -  1981  -  1980  -  1979  -  1978  -  1977  -  1976  -  1975  -  1974  -  1973  -  1972  -  1971  -  1970  -  1957  -  1952

2023  -  2014  -  2008  -  2007  -  2006  -  2002  -  1987  -  1985  -  1981  -  1978  -  1976  -  1975  -  1973  -  1971  -  1970  -  1969  -  1968

2022  -  2018  -  2016  -  2014  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2000  -  1996  -  1995  -  1991  -  1977  -  1974  -  1973  -  1967  -  1955

2019  -  2018  -  2017  -  2015  -  2014  -  2013  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  1999  -  1998  -  1995  -  1994  -  1992  -  1987