Homilía en el Te Deum 2007
  Descargar Archivo (PDF)

Homilía en el Te Deum 2007

Iglesia Catedral de Puerto Montt, 18 de Septiembre de 2007

Fecha: Martes 18 de Septiembre de 2007
Pais: Chile
Ciudad: Puerto Montt
Autor: Mons. Cristián Caro Cordero

Textos bíblicos:
1 Tes. 5,9-12
Sal 127 (126)
Mt. 5,1-12


1. Nos reunimos, una vez más, para celebrar el Tedeum de acción de gracias por la Patria, cuando faltan sólo tres años para el Bicentenario de Chile independiente.

Motivos para dar gracias a Dios hay muchos. En primer lugar, habernos creado a su imagen y, por tanto, inteligentes, libres y con vocación al amor. Habernos redimido por la sangre de Cristo, su Hijo, hecho hombre, y santificarnos con el amor del Espíritu Santo para que logremos la meta de nuestra vida: la bienaventuranza eterna, que nos prometió Jesús en el Evangelio recién proclamado.

Es significativo que el Documento de la Vª Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, realizada en Mayo en Aparecida (Brasil), comienza con una Acción de gracias a Dios por la alegría de ser discípulos misioneros de Jesucristo y pertenecer a la Iglesia, cuya misión es evangelizar (cap.1).

Cada uno tiene muchas razones -a nivel personal y familiar- para agradecer, tal como lo expresa el Apóstol San Pablo: “¿Qué tienes que no hayas recibido? Y si lo has recibido, ¿por qué presumes como si no lo hubieras recibido?” (1 Cor 4,7).

Pero, también a nivel de la sociedad hay motivos para agradecer: pese a las evidentes desigualdades sociales en nuestra patria, ha disminuido la pobreza extrema y ha aumentado el nivel de empleo. Nuestra Región, por ejemplo, ostenta uno de los más altos índices de ocupación. La vida está difícil, ciertamente, pero hay más posibilidades de acceso a la educación, salud, vivienda, que hace pocas décadas. Los sectores más alejados geográficamente -campos e islas- se han acercado gracias a una mejor conectividad y más medios de transporte. Los jóvenes aspiran a estudiar y salen de los sectores rurales e insulares buscando completar su enseñanza media y postular a la enseñanza superior. En otro aspecto, el creciente voluntariado de jóvenes y adultos nos permite esperar una sociedad más solidaria.

En fin, es un rápido brochazo que nos permite entrever el progreso socio-económico del país. Largo sería hablar del aspecto educacional y cultural, de tanta relevancia; gracias a Dios ha aumentado significativamente la cobertura educacional y queda la gran tarea de mejorar la calidad de la educación pública.

En lo cultural, destaca el cultivo dado a la música y el canto, entre otras expresiones artísticas. Lo preocupante es una mentalidad relativista, donde no hay una clara distinción entre lo malo y lo bueno, erigiéndose el propio interés y la satisfacción inmediata en norma de conducta.

Damos gracias a Dios también por la reciente Vª Conferencia de Aparecida que ha sido una intensa experiencia de comunión eclesial para mirar con ojos de discípulos y misioneros de Jesucristo la realidad de nuestro continente y proponer criterios y orientaciones para una Iglesia en estado de misión al servicio de la vida de nuestros pueblos, vida plena en Cristo.

2. El Tedeum es también ocasión de reflexionar, a la luz de la Palabra de Dios, sobre los desafíos que enfrenta nuestra Patria al acercarse el Bicentenario.

En primer lugar, el reciente debate sobre el “salario ético” y la creación -por parte de la Sra. Presidenta- de la comisión Asesora para la Equidad Social muestra la deuda social pendiente con los sectores más desfavorecidos o vulnerables del país. Hay que reconocer que el crecimiento económico no ha logrado beneficiar en lo que corresponde a todos, ni ha creado un orden social más justo.

Ahora bien, “el orden justo de la sociedad y del Estado es una tarea principal de la política” ha recordado el Papa Benedicto XVI en su primera encíclica “Deus Caritas est” (n.28ª). “La política -nos decía- es más que una simple técnica para determinar los ordenamientos públicos: su origen y su meta están precisamente en la justicia, y éste es de naturaleza ética” (ib).

Lamentablemente, con frecuencia la razón práctica que debe determinar lo que es justo está afectada por la “ceguera ética, que deriva de la preponderancia del interés y del poder que la deslumbran”, por lo cual necesita purificarse constantemente. Allí entra la fe en el Dios manifestado en Jesucristo que le permite a la razón ver más claramente lo que debe hacer. En este punto se sitúa la Doctrina Social de la Iglesia y su aplicación práctica por los laicos católicos en la política.

Debemos dar gracias a Dios porque ha permitido que la Iglesia hable y actúe no para buscar poder sino para crear conciencia de que “sin justicia social no hay democracia integral”, según palabras de San Alberto Hurtado. La labor conciliadora de la Iglesia ha acercado posiciones y ha permitido el diálogo, el único que permitirá encontrar caminos de acuerdo entre gobierno y oposición, entre empresarios y trabajadores, técnicos y profesionales para avanzar hacia una mayor equidad social y hacia una educación de calidad para todos, incentivada por la libertad de enseñanza.

Ambos aspectos, equidad social y educación, se requieren mutuamente.

3. Otro gran desafío es el tema de la familia, pilar fundamental de la sociedad.

Lamentablemente está erosionada por diversos factores materiales, culturales y morales, como p. e. la falta de vivienda, trabajo y educación; el alcoholismo y la violencia intrafamiliar, la frecuente ausencia del padre en la familia, el trabajo prolongado de la madre fuera de la casa, el abandono o falta de crianza de los hijos, los embarazos de adolescentes, la prematura vida sexual de los jóvenes; a todo ello se agrega la baja alarmante de la natalidad (la tasa más baja de A. Latina) y las políticas públicas anticonceptivas. Todas estas situaciones están en la raíz de muchos problemas sociales.

Urge pues que “las madres que quieren dedicarse plenamente a la educación de sus hijos y al servicio de la familia han de gozar de la condiciones necesarias para poderlo hacer, y para ello tienen derecho a contar con el apoyo del Estado. En efecto, el papel de la madre es fundamental para el futuro de la sociedad”. Son palabras del Papa Benedicto XVI al inaugurar la Conferencia de Aparecida.

También las políticas públicas deberían dar incentivos económicos y tributarios a las familias numerosas. La educación de los jóvenes a la sexualidad y la afectividad debe incluir necesariamente la dimensión moral y la presentación del matrimonio como fundamento de la vida familiar y social.

4. Estos desafíos –y muchos otros que no podemos analizar ahora- adquieren toda su relevancia a la luz de la Palabra de Dios que hemos escuchado. Así, San Pablo en su carta a los Tesalonicenses, teniendo como telón de fondo el acontecimiento decisivo de la Venida gloriosa del Señor, invitaba al amor fraterno, la vida pacífica y el trabajo. “Vosotros mismos habéis aprendido de Dios a amaros los unos a los otros. Y así lo practicáis con todos los hermanos…” (1 Tes 4,9) les decía. Sin embargo, les exhortaba a progresar más y más en el amor al prójimo y “a que os apliquéis a vivir pacíficamente, ocupándoos cada uno en lo vuestro y trabajando con vuestra propias manos como os lo tenemos recomendado”, continúa. Así se ganarán el respeto de todos.

Por su parte, el Salmo 127 evoca las dificultades para construir y cuidar la ciudad terrena, anticipo de la Ciudad Eterna.

El trabajo y las preocupaciones humanas sin la ayuda de Dios, son inútiles y baldías. Los mejores resultados son más obra de Dios que del propio esfuerzo. Así también, la descendencia numerosa son una herencia que da el Señor.

El salmo es una invitación a la confianza en la providencia de Dios que da plenitud a todo esfuerzo humano.

Así pues, el trabajo diario, los esfuerzos por la unidad familiar y la educación integral de los hijos, el servicio público y la preocupación por los rostros sufrientes que nos duelen -como dice Aparecida (n.8.6)- deben fundarse en el amor y la verdad, la justicia y la paz (cf. Sal 85/849).

¿No será el Bicentenario una gran oportunidad para “refundar la Patria” redescubriendo su “alma” - según la expresión del Card. Silva Henríquez, de quien celebramos próximamente el centenario de su nacimiento? Ese fundamento de la Patria es Dios -el Dios de Jesucristo- y los valores intransables que El nos enseñó. Así podremos asegurar un presente y un futuro más promisorio a las nuevas generaciones de chilenos y chilenas.

La Iglesia, a través de su enseñaza y de su acción pastoral quiere aportar su colaboración a la sociedad, al igual que tantas instituciones de voluntariado que -junto a organismos oficiales- atienden “las múltiples formas de pobreza, tanto antiguas como nuevas, tanto visibles como ocultas” (Benedicto XVI), entre las que Aparecida subraya: las personas de la calle, los migrantes, los enfermos, los alcohólicos dependientes, los detenidos en las cárceles (ib).

En el caso de los discípulos de Cristo siempre debe resplandecer “el auténtico amor de Cristo, y así todos pueden constatar que no existe separación alguna entre la Iglesia, custodia de la ley moral, escrita por Dios en el corazón del hombre, y la Iglesia que invita a los fieles a ser buenos samaritanos, reconociendo a su prójimo en cada persona que sufre” (Benedicto XVI, Disc. a Conf. Ep. Ital., L’OR 22, 1º/VI/2007).

5. El Evangelio de las Bienaventuranzas, según San Mateo, nos señala el camino de la auténtica felicidad. Es de suma actualidad, pues hoy se difunde “una cultura que se engaña al querer favorecer la felicidad de las personas insistiendo unilateralmente en la libertad de los individuos”, en palabras del Papa Benedicto XVI (ibid).

Sabemos que la libertad madura cuando procede de acuerdo a la verdad de lo que las cosas son y en la medida que se entrega al bien de los demás.

En particular, hoy, sea en las familias o en los medios o en la educación, con frecuencia “se busca satisfacer el deseo de felicidad de las nuevas generaciones colmándolas de objetos de consumo y de gratificaciones efímeras” (Benedicto XVI, Disc. a Asamblea Dioces. De Roma, 11/VI/2007, L’OR 25, 22/VI/07).

Por su parte, Jesús como buen Maestro, señala las pistas que conducen a la verdadera felicidad o, si se quiere, las actitudes básicas del discípulo que busca participar del Reino de Dios. Son pautas para el comportamiento cristiano, en relación con Dios, con el prójimo, con los bienes materiales y consigo mismo.

La primera bienaventuranza resume las otras siete: son dichosos los que viven la pobreza espiritual, entendida como la actitud religiosa de humildad y dependencia de Dios, a la vez que de desprendimiento de los bienes. De ahí brota la solidaridad con los sufridos, el hambre y la sed de justicia, la misericordia con el prójimo, el trabajo por la paz y la aceptación de las dificultades y persecuciones por causa del reino de los cielos.

Jesús declara dichosos -ahora y plenamente, en el reino eterno- a todos los que viven estas actitudes, e invita a todos los que quieren tener parte en el reino a adoptar estas mismas actitudes.

Este es el camino para alcanzar “la plenitud de vida que Cristo nos ha traído: con esta vida divina se desarrolla también en plenitud la existencia humana, en su dimensión personal, familiar, social y cultural” (Benedicto XVI, Disc. Inaug. Aparecida, n.4, cit. en Doc. Concl., n.13). A esa vida plena para nuestro pueblo los cristianos estamos llamados a servir.

La Iglesia no tiene otro tesoro que éste: “Jesucristo (…) encontrado, seguido, amado, adorado, anunciado y comunicado a todos, no obstante todas las dificultades y resistencias. Este es el mejor servicio -¡su servicio!- que la Iglesia tiene que ofrecer a las personas y naciones” (Doc. Ap. N.14).

6. Antes de entrar en el Tedeum mismo, volvámonos a la imagen de la Virgen del Carmen, Patrona de Chile y de nuestras Fuerzas Armadas y de Orden. Honra a nuestros legisladores haber declarado feriado nacional el 16 de Julio, que es el Día de la Virgen del Carmen.

Pidámosle a Ella que “guíe a nuestra Patria hacia un Bicentenario celebrado con paz y justicia para todos los que vivimos en esta tierra” (Int. Orac. Sept.).

Amén.

† Cristián Caro Cordero
Arzobispo de Puerto Montt


Buscador
 


Destacados

2023  -  2020  -  2019  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  1999  -  1997  -  1996  -  1995  -  1994  -  1993  -  1992  -  1990  -  1989  -  1988  -  1987  -  1986  -  1985  -  1984  -  1983  -  1982  -  1980  -  1979  -  1978  -  1977  -  1975  -  1974  -  1973  -  1972  -  1971  -  1970  -  1961  -  1959

2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2015  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2001  -  1997  -  1994  -  1993  -  1992  -  1981  -  1980  -  1979  -  1978  -  1977  -  1973  -  1968  -  1966  -  1964  -  1962  -  1961  -  1959  -  1958  -  1957  -  1956  -  1953

2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2000  -  1999  -  1998  -  1997  -  1996  -  1995  -  1994  -  1993  -  1992  -  1991  -  1985  -  1981  -  1978  -  1977  -  1976  -  1975  -  1974  -  1973

2023  -  2022  -  2021  -  2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2001  -  2000  -  1999  -  1998  -  1997  -  1996  -  1995  -  1994  -  1993  -  1992  -  1991  -  1990  -  1989  -  1988  -  1987  -  1986  -  1985  -  1984  -  1983  -  1982  -  1981  -  1980  -  1979  -  1978  -  1977  -  1976  -  1975  -  1974  -  1973  -  1972  -  1971  -  1970  -  1969  -  1968  -  1967  -  1964  -  1961  -  1960  -  1959  -  1957  -  1952

2019  -  2018  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  1989  -  1988  -  1970

2023  -  2022  -  2021  -  2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2001  -  2000  -  1999  -  1998  -  1988  -  1985  -  1981  -  1978

2023  -  2022  -  2021  -  2020  -  2019  -  2018  -  2017  -  2016  -  2015  -  2014  -  2013  -  2012  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2002  -  2001  -  1999  -  1998  -  1997  -  1996  -  1995  -  1994  -  1992  -  1990  -  1989  -  1988  -  1987  -  1986  -  1985  -  1983  -  1982  -  1981  -  1980  -  1979  -  1978  -  1977  -  1976  -  1975  -  1974  -  1973  -  1972  -  1971  -  1970  -  1957  -  1952

2023  -  2014  -  2008  -  2007  -  2006  -  2002  -  1987  -  1985  -  1981  -  1978  -  1976  -  1975  -  1973  -  1971  -  1970  -  1969  -  1968

2022  -  2018  -  2016  -  2014  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  2000  -  1996  -  1995  -  1991  -  1977  -  1974  -  1973  -  1967  -  1955

2019  -  2018  -  2017  -  2015  -  2014  -  2013  -  2011  -  2010  -  2009  -  2008  -  2007  -  2006  -  2005  -  2004  -  2003  -  1999  -  1998  -  1995  -  1994  -  1992  -  1987