Ayuda a la Iglesia que Sufre inicia campaña para ayudar a reconstruir capillas en el norte de Chile

La ayuda irá a las comunidades más necesitadas y menos publicitadas.

Ayuda a la Iglesia que Sufre inicia campaña para ayudar a reconstruir capillas en el norte de Chile

 
Jueves 16 de Junio de 2005
“El terremoto destruyó mi casa, pero prefiero que antes de que me la reconstruyan reparen los daños de la Iglesia del pueblo”, señaló una de las miles de damnificadas del terremoto que el lunes pasado sacudió el norte de nuestro país. Esta frase refleja la fuerte devoción religiosa que existe en el Norte grande. Símbolo de esta fe han sido, por siglos, las iglesias altiplánicas, muchas de las cuales resultaron seriamente dañadas por el sismo.

El caso más conocido por la opinión pública es el de la Iglesia San Lorenzo de Tarapacá, centro de devoción de los habitantes de la región. Su campanario, construido en el siglo XVIII, quedó prácticamente destruido. Aunque aún no hay cifras oficiales, se sabe que esta situación se repite en otros poblados del Norte grande, que también resultaron con sus templos dañados.

Ayuda a la Iglesia que Sufre ha construido tres capillas en Alto Hospicio. A través de ellas ha podido experimentar la tremenda religiosidad de los habitantes de esta zona. Para ir en ayuda de las comunidades más pequeñas de la zona, comenzó una campaña de recolección de fondos para construir una capilla en un lugar necesitado. Las donaciones se pueden realizar en la cuenta 11175-9 del Banco Santander Santiago, a nombre de AIS-Chile, o llamando al teléfono (2) 2350660.

En el marco de la campaña “Capillas para Chile”, iniciada el año 2002, AIS construyó 3 capillas en Alto Hospicio, Iquique. Luego del terremoto todas ellas se mantuvieron en pie y continúan trabajando para acoger a los damnificados. La noche del sismo muchas familias que, por temor a posibles réplicas, no quisieron volver a sus casas fueron acogidas en estas capillas.

Fuente: Comunicaciones AIS Chile
Santiago, 16-06-2005