Iglesia.cl - Conferencia Episcopal de Chile
Documento sin título

Comentarios de discos y cine

Iglesia.cl, el portal de la Conferencia Episcopal de Chile, pone a disposición un espacio con comentarios de discos católicos.

De igual forma y gracias a la iniciativa de SIGNIS Chile, el portal ofrece desde la mirada esperanzadora de la fe un panorama crítico respecto de la cartelera cinematográfica.

- Ver Comentarios de Discos

- Ver Comentarios de Cine

  Documento sin título
 

 

Revista Servicio 309 - OCTUBRE 2012


Encuesta para Lectores
y Suscriptores de SERVICIO

A los lectores habituales
y suscriptores de la
Revista SERVICIO,
rogamos completar esta encuesta y enviarla por correo electrónico
a servicio@episcopado.cl,
o bien por correo postal a:
Revista Servicio, Echaurren 4
piso 6, Santiago de Chile.

El equipo de Redacción
de la revista agradece
su colaboración.

DESCARGAR ENCUESTA
(Documento Word)

Editorial
 

El cuidado de nuestra casa

“Florecerá el desierto”, es un texto de trabajo que la Pastoral Social Caritas de la Iglesia en Chile ofrece a la comunidad y a la sociedad civil para su diálogo y reflexión en torno al cuidado del planeta, que es la casa común de todos.

El 2009 se inició la elaboración de este documento, fruto de las reflexiones que los Obispos hemos realizado desde hace décadas, con el deseo de dar respuestas al problema medioambiental, a la sociedad en su conjunto, y en especial a aquellas comunidades que han abordado las complejas situaciones generadas por el deterioro de sus hábitat o por los cambios que las nuevas condiciones ambientales han generado a sus modos tradicionales de sostener la vida.

La relación del hombre con el mundo es un elemento constitutivo de la identidad humana y de la vocación cristiana. Se trata de una relación que nace como fruto de la unión, todavía más profunda, del hombre con Dios. Por eso la autoridad que el ser humano ha recibido sobre toda la creación es una autoridad para hacer crecer a otros, no para denigrar ni causar deterioro.

La Iglesia ha afirmado que el ser humano no puede “disponer arbitrariamente de la tierra, sometiéndola sin reservas a su voluntad, olvidando que ella tiene una fisonomía propia y un destino anterior que el hombre está llamado a desarrollar pero que no puede ni debe traicionar” (Juan Pablo II, 1991).

En ese sentido, mirar el medioambiente no simplemente como “recurso”, sino fundamentalmente como “hogar”, se convierte en un desafío entusiasmante, porque respetarnos unos a otros en nuestra dignidad exige respetar también la integridad del universo.

Procurar una buena vida para todos, asumiendo responsablemente el desafío de dar sostenibilidad al planeta que nos acoge, es tarea de Estados y empresas, de la sociedad civil y sus organizaciones y de cada comunidad, familia y persona. Cuidar la casa común nos involucra a todos.

 

+ Ignacio Ducasse Medina
Obispo de Valdivia
Secretario General