La Semana Santa

Este año 2021 la pandemia del coronavirus nos hará vivir la Semana Santa con ciertas restricciones, lo que significará participar de diversos modos según la situación en que se encuentre cada comuna del país. Como Comisión Nacional de Liturgia de la Conferencia Episcopal de Chile, queremos ayudar con algunas orientaciones para las celebraciones litúrgicas y también motivando a la transmisión de las celebraciones y su complementación con algunos ritos que se pueden hacer desde el hogar.

La forma de participación por excelencia es la presencial, para lo cual queremos preparar nuestras comunidades para cumplir con las indicaciones sanitarias correspondientes y así hacer de nuestras celebraciones un lugar seguro. Esto implica cuidar los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias y también por las diócesis. Se tendrá especial cuidado en adaptar aquellos signos litúrgicos que lo requieran, como se especificará para cada día.

Junto con esta participación, sabemos que, debido a las restricciones del aforo, muchas personas no podrán participar presencialmente de algunas celebraciones. Para esto proponemos que puedan seguir por diversos medios de streaming la celebración parroquial, y en caso de que la parroquia no tenga la capacidad de transmitirla, proponemos que puedan unirse a la celebración de la diócesis que presidirá el obispo, como signo de unidad. Estas celebraciones irán acompañadas con un signo que se puede hacer en el hogar, para lo cual invitamos a hacer un pequeño altar familiar donde se vayan poniendo los signos de cada día. Y también en algunos días estará la posibilidad de poder pasar “a completar el signo” en la parroquia o comunidad, como es el caso del Domingo de Ramos y del Viernes Santo.

Siempre está la posibilidad de que algunas personas no puedan conectarse de ninguna forma a las celebraciones. En estos casos se recomienda una pequeña liturgia familiar que contiene el evangelio, unas peticiones y el rezo del padrenuestro acompañado del signo del día. También es recomendable promover estos días el rezo de la liturgia de las horas, sobre todo a aquellas personas que celebrarán solas estas fiestas pascuales.

Especiales de Iglesia.cl