Jesús Nazareno - Cahuach - Ancud

Historia:
El llamado Cristo de Cahuach, personificado en la imagen de Jesús Nazareno, fue traída por los franciscanos al templo en 1778. El inicio de este culto se atribuye al padre Hilario Martínez que pertenecía al convento de Ocopa en el Perú.

Fray Hilario Martínez se estableció en Tenáun, y encargó a su España natal una imagen del Cristo Nazareno para la parroquia. La imagen cautivó a los nativos por su expresión sufriente pero compasiva. A poco andar, el fraile decidió que la isla de Cahuach, por encontrarse en el centro de un grupo de islas, era el mejor lugar para celebrar la fiesta del Nazareno. Lo conversó con el cacique de Cahuach, que a su vez convenció a los de las aledañas islas de Apiao, Alao, Chaulinec y Tac, para que construyeran y mantuvieran un templo capaz de albergar la imagen del Nazareno.

La leyenda cuenta que el traslado del Nazareno a Cahuach se realizó no sin oposición de los fieles de Tenáun, que salieron en actitud belicosa a defender a su santo. Con arcabuces conseguidos en la isla de Quenac, los cahuachinos habrían logrado arrebatar la imagen a sus originales custodios. Posteriormente, fray Hilario dotó de santos patronos -y sus correspondientes imágenes- a las otras cuatro islas del grupo. Y cada año, desde entonces, los fieles de las otras cuatro ínsulas llegan hasta Cahuach con sus propias imágenes, para rendirle pleitesía a todas ellas en la procesión. Pero el rey es el Nazareno, cuyo culto se ha extendido por toda la patagonia chilena y argentina.

La fiesta de Jesús Nazareno comenzó a celebrarse el 30 de agosto de 1778 y, desde entonces, se celebra ese día y está precedida por un novenario de preparación.

El templo mantiene las características arquitectónicas de la escuela tradicional de las iglesias chilotas. La actual edificación fue construida en seis años, entre 1919 y 1925, y corresponde a la quinta iglesia emplazada en el lugar.

Espiritualidad:
La devoción a Jesús Nazareno está vinculada a la Pasión, simbolizada a la imagen de Jesús con la cruz a cuestas. Precisamente se dice: “a Jesucristo adoremos con tierno corazón, las caídas contemplamos, del Señor en su pasión”.

Fiesta:
30 de agosto. Atrae cada año a miles de fieles. Es por esta razón que la iglesia cuenta con una plaza de enormes dimensiones que permite la congregación de la multitud que arriba al lugar en sus botes y lanchas peregrinas.

Desde hace 200 años está determinada la fecha de llegada a Cahuach de los diversos pueblos. Concurre una representación de fieles con sus fiscales, patrones y las imágenes que veneran.

Por ejemplo el día 23 de agosto está fijado para la isla de Piao. En ese momento se realiza una regata donde los pobladores de Cahuach van a buscar a los de Piao desplegando la máxima velocidad, como signo de homenaje, en honor de Jesús Nazareno.

En la playa de Cahuach se inicia una ceremonia de recepción. Los habitantes de Cahuach y todos los pueblos presentes se acercan a la playa con sus estandartes, con su banda, con campanas al aire, en un alegre tono festivo para recibir a sus hermanos que vienen a participar en su fiesta. Posteriormente se dirigen al templo donde el sacerdote les da la bienvenida.

Es la fiesta de la procesión general, se le llama también la fiesta grande. Participan 20 o 30 imágenes de todos los pueblos que han acudido a la fiesta.

Datos Básicos:
Dirección: Casilla 405
Teléfono:
Rector: Padre Sergio Villegas Mayorga
Nº de peregrinos:
Pertenencia:
Atención:

Fuentes:
http://www.diarioelsur.cl/archivo/febrero2000/22febrero2000/elsur/suplementos/ind2.php3; Informativo Santuarios, Número Especial, mayo 1981, año V, Nº 9, Comisión Coordinadora de Santuarios.