/
/
/
/
/
/
Cartas al Portal


Viejos prejuicios

La  Presidenta  de  la  República  al  reiterar  su  apoyo  al  proyecto  de  ley  que  desincrimina  el  aborto  en  tres  situaciones  y  al  anunciar  el  envío  de  un  proyecto  de  ley  sobre  el  llamado  matrimonio  homosexual,  ha  tenido  una  expresión  muy  poco  feliz:  “No  puede  ser  que  prejuicios  antiguos  sean  más  fuertes  que  el  amor”.

Sin  lugar  a  dudas,  la  convicción  acerca  del  matrimonio  como  esencialmente  heterosexual  viene  de  lejos.  Lo  mismo  sucede  con  el  rechazo  al  aborto.  Ello  no  sólo  en  el  cristianismo,  sino  en  la  civilización  judeo-cristiana,  como  también  en  el  islamismo.

Pero  el  que  sean  antiguas  esta  convicción  y  estas  vivencias  no  significa  que  sean  unas  antiguallas  desechables.

La  dupla  “viejos  prejuicios”  acentúa  la  exclusión,  porque  un  pre-juicio  debe  ser  descartado  a  priori  como  una  postura  inhábil  para  participar  en  el  diálogo  ciudadano.

Ahora  bien,  en  una  democracia  republicana  y  en  sociedades  plurales  las  posiciones  valorativas,  sean  o  no  de  base  religiosa,  no  merecen  ser  descalificadas  in  limine.  Al  contrario,  deben  ser  sometidas  a  un  escrutinio  sereno  y  razonado.

La  Presidenta  se  une,  finalmente,  a  una  manipulación  semántica  de  la  expresión  acuñada  por  Juan  Pablo  II:  “El  amor  es  más  fuerte”.  Esta  manipulación  del  lenguaje  es  frecuente  en  grupos  intolerantes  conocidos  por  su  ideología  de  género  que  busca  ser  impuesta  en  el  Occidente.  El  Papa  Juan  Pablo  II  habla  del  amor  en  todas  sus  manifestaciones,  en  especial  las  religiosas.  La  manipulación  consiste  en  utilizar  su  dicho  reducido  al  ámbito  del  amor  erótico  y  en  el  fondo  a  ciertas  manifestaciones  del  amor  erótico.

Me  duelen,  como  ciudadano  católico  y  abogado,  sus  expresiones.  Más  me  duelen  habiendo  sido  su  asesor  en  el  Ministerio  de  Defensa.  Este  traspié  no  es  digno  de  ella  ni  de  su  espíritu  de  tolerancia  que  bien  conozco.  Creo  que  los  creativos  de  palacio  le  han  hecho  un  flaco  favor  al  alejarla  de  la  “cultura  del  encuentro”.

Jorge Enrique Precht Pizarro
Buscador de Cartas

Bienvenid@s,
Los queremos invitar a participar más activamente en nuestro Portal Iglesia.cl ándo sus cartas sobre cualquier tema de reflexión o bien, sobre cualquier otra instancia, desde el formulario de ingreso que se encuentra en la parte inferior de la página.

Para hacer de éste un espacio enriquecedor para todos nuestros visitantes, el portal Iglesia.cl se reservará el derecho de decidir las cartas que publicará. Asimismo el portal podrá resumir, titular y extractar las cartas para su publicación, especialmente para hacer más clara y concisa su lectura.

Como queremos que las opiniones ahí emitidas se difundan en todos los ámbitos de nuestra sociedad se permitirá la reproducción de las cartas, siempre y cuando se cite la fuente.