/
/
/
/
/
/
Cartas al Portal


Diaconisas

Continúa  desarrollándose  la  reflexión,  no  exenta  de  discusión,  sobre  la  posibilidad  de  ordenar  diaconisas,  no  solamente  en  la  comisión  nombrada  por  el  Papa,  sino  que  también  en  muchas  parroquias  y  diócesis  alrededor  del  mundo.

Meses  atrás,  dábamos  algunos  datos  históricos  sobre  el  importante  papel  que  algunas  mujeres  desempeñaron,  y  de  cómo  existieron  diaconisas  desde  los  mismos  inicios  en  la  primitiva  Iglesia  apostólica.

En  diversos  documentos  se  analiza  este  destacado  papel,  y  para  muchos  estudiosos,  teólogos  y  biblistas,  no  hay  dudas  que  se  trataba  de  mujeres  con  una  alta  responsabilidad  en  la  jerarquía  de  la  Iglesia.

Actualmente,  la  discusión  parece  haberse  detenido  en  determinar  si,  ese  diaconado  femenino,  significaba  o  no  algún  tipo  de  ordenación.  Afirmarlo  o  negarlo  tendrá  fuertes  consecuencias  en  la  estructura  eclesial.

Mientras  tanto,  nuestra  reflexión  se  centra  más  en  el  aporte  que  podría  significar  una  formalización  del  diaconado  femenino,  frente  al  cada  vez  menor  número  de  sacerdotes.

Sin  las  mujeres  católicas  consagradas  al  cuidado  de  enfermos,  ancianos  y  niños;  al  estudio  teológico  y  la  docencia;  a  la  pastoral  y  la  catequesis,  la  Iglesia  desaparecería  en  pocas  décadas.  De  todas  ellas,  algunas  dirigen  la  liturgia  de  la  Palabra  y  la  distribución  de  la  comunión,  pero  como  diaconisas  podrían  decir  homilías;  celebrar  bautizos  y  casamientos;  y  por  qué  no  participar  del  gobierno  de  la  Iglesia  (clero).

Aun  cuando  no  tuviera  un  respaldo  histórico,  somos  partidarios  de  la  instauración  formal  del  diaconado  femenino.  Ojalá  esto  sucediera,  y  oramos  para  que  sea  voluntad  del  Espíritu  Santo,  aunque  no  olvidamos  el  poder  de  atar  y  desatar  que  tiene  el  sucesor  de  Pedro.

En  virtud  del  tanto  trabajo  que  hay  que  hacer,  y  del  tanto  que  no  se  alcanza  a  abordar,  la  Viña  del  Señor  necesita  de  más  obreros,  y  junto  al  Señor,  cabeza  de  la  Iglesia,  oramos  porque  lleguen  pronto.

Jose Perez Barahona
Buscador de Cartas

Bienvenid@s,
Los queremos invitar a participar más activamente en nuestro Portal Iglesia.cl ándo sus cartas sobre cualquier tema de reflexión o bien, sobre cualquier otra instancia, desde el formulario de ingreso que se encuentra en la parte inferior de la página.

Para hacer de éste un espacio enriquecedor para todos nuestros visitantes, el portal Iglesia.cl se reservará el derecho de decidir las cartas que publicará. Asimismo el portal podrá resumir, titular y extractar las cartas para su publicación, especialmente para hacer más clara y concisa su lectura.

Como queremos que las opiniones ahí emitidas se difundan en todos los ámbitos de nuestra sociedad se permitirá la reproducción de las cartas, siempre y cuando se cite la fuente.