Descargar Archivo (PDF)

HOMILIA 140 ANIVERARIO DE CALAMA. 23/03/19

“Dejaré en medio de ti un pueblo pobre y humilde, que confiará en el nombre del Señor”

Fecha: Sábado 23 de Marzo de 2019
Pais: Chile
Ciudad: Calama
Autor: Óscar Blanco Martínez

Saludos.
1. Una vez más nos encontramos en este templo San Juan Bautista, que se ubica en el corazón de la ciudad, con un motivo muy importante: Hacer memoria agradecida de la compañía y bendición de Dios a Calama en su camino de 140 años por el desierto más árido y hermoso del mundo.

2. Una de las acepciones de la palabra Calama; “Lugar donde abundan las perdices”.Nos habla de un lugar de abundancia, de esa perdiz que nace y crece para luego volar alto. En nuestra primera mirada debemos reconocer que Calama ya no es la misma de antes, pues aquel pobre y sencillo tambo se ha convertido con el paso del tiempo y el trabajo de hombres y mujeres en una gran ciudad, capital de la provincia El Loa. Aquel “camino de paso”, se ha convertido en un lugar de encuentro, oportunidades y progreso. Calama, el Oasis donde no sólo brota el agua y la vegetación, sino también; grandes cantidades de minerales. Calama, es la puerta de entrada para el progreso,igualmente para los turistas que viajan a conocer los pueblos del interior marcados por un pasado precolombino, ricos en costumbres y tradiciones.

3. Justicia y moderación. El primer texto bíblico que hemos elegido para la ocasión, es del profeta Sofonías, dirigiéndose a los representantes del pequeño resto de Israel, el que dice: “Dejaré en medio de ti un pueblo pobre y humilde, que confiará en el nombre del Señor”. “Buscad para ellos la Justicia y la moderación, quizás así amortigües la ira de Dios”. Calama, es el pueblo que desde sus orígenes ha confiado en Dios, es el pueblo de la piedad popular, de los bailes religiosos, de los nacimientos, animitas y la devoción a la Virgen Guadalupe de Ayquina. Es el pueblo que buscala Justicia y moderación para los pobres y humildes vecinos de Calama y sus pueblos andinos.

4. Bienaventuranzas. En el texto del Evangelio de San Mt., encontramos a Jesús tomando postura frente a este pobre y humilde pueblo. Dice el texto que Jesús vio a la multitud, vio sus rostros e inmediatamente puso en movimiento su amor. Y es que el ser humano no puede vivir sin amor, su vida no tiene sentido, sino se le revela el amor, sino experimenta en su propia vida, el ser amado, respetado y valorado en su ser persona.
De este encuentro del amor de Dios y del deseo del hombrede ser amado, nacen las Bienaventuranzas, emergiendo de hombres y mujeres que saben de sufrimiento, de dolor y del trabajo de toda una vida. Surgen de hombres y mujeres que saben de triunfos y fracasos, de reconstruir y volver a empezar. Las Bienaventuranzas no nacen de una actitud pasiva, criticona, prejuiciosa, sino de un encuentro lleno de amor y misericordia. Las Bienaventuranzas no son una invitación al enfrentamiento violento, sino una exhortación a construir buenas relaciones humanas,sobre la base de la justicia social que debe reinar en una sociedad donde todos nos reconocemos como hermanos.

5. Situación calle. También nosotros estamos invitados a mirar nuestra comuna, a ver esos rostros calameños y de otras regiones y países en busca de trabajo para mejorar su calidad de vida, siendo ésta la principal motivación para venir a Calama; pues lo hacen con la ilusión de ofrecer un mejor futuro a sus seres queridos. Sin embargo, ante la imposibilidad de encontrarlo, muchos de ellos pasan a formar parte de la dura realidad de "personas en situación calle" y muchos de los que no llegan a eso, viven hacinados o en las improvisadas viviendas de los campamentos y tomas. Se hace urgente unir intenciones y acciones concretas para que estos hermanos nuestros puedan vivir la experiencia de las bienaventuranzas.

6. Desempleo. Hay situaciones que afectan profundamente a muchas familias calameñas. Una de ellas es el desempleo. Aunque las cifras de desocupación entregadas por el Instituto Nacional de Estadísticas, señalan que hay una disminución de este indicador en la región y en Calama, éstas superan en casi 3 puntos (9,2) a la tasa nacional (6,8%). El no contar con un trabajo estable no sólo trae consigo frustración y angustia en el núcleo familiar, sino que suele convertirse en fuente de agresividad, resentimiento yviolencia intrafamiliar;conductas que llevan a refugiarse en el alcohol, las drogas, la prostitución y la delincuencia. Hay que trabajar para que se pueda disminuir esta brecha generando más empleos estables y de calidad.
7. Seguridad pública. Días atrás un vecino del centro perdió la vida víctima de un asalto a la salida de su negocio. Este caso no es aislado, las estadísticas de personas y hogares que son víctimas de la delincuencia son preocupantes. La familia calameña, clama por vivir en ambientes seguros, donde no exista temor por salir a la calle, donde no se experimente la incertidumbre de que alguien vulnere su privacidad y tranquilidad. Lamentablemente somos muchos los que constatamos que es necesario liberar a la comunidad de estos temores. Esperamos que las iniciativas de seguridad pública ayuden a contar con mejores ambientes, recuperando así espacios que permitan hacer vida de familia, esparcimiento y deporte.
6. Emergencia y medio ambiente. Las lluvias recientes nos mostraron lo frágiles que somos ante la fuerza de la naturaleza, lo mal preparados que estamos para hacer frente. Seguramente no será la última vez que la naturaleza se manifieste de esta manera. El cambio climático llegó para quedarse. Debemos preguntarnos ¿qué hemos hecho en favor de la Madre Tierra?, ¿qué cuidados hemos dispuesto para garantizar que las futuras generaciones puedan gozar de las bondades que nuestro planeta nos regala?
Tiempo atrás fuimos testigos de la crisis sanitaria y medioambiental que afecto a las comunas de Quintero y Puchuncaví. Los calameños parecieran que se están acostumbrando a despertar bajo la tensa nube tóxica proveniente de las grandes mineras, de hacer parte del paisaje los grandes relaves de las mismas y de la contaminación de sus aguas. Esto es vox populi. Cuánto tiempo se ha demorado contar con estaciones que midan la calidad del aire, de entregar información veraz que nos ayude a tomar decisiones sobre lo que respiramos.¿Estará Calama destinada a ser Quintero o Puchuncaví, para recién tomar las decisiones que hay que tomar?.Pero, en esto no todo es culpa de la gran industria y responsabilidad de las autoridades de turno, pues es tarea de todos tomar conciencia ecológica, cuidar nuestro entorno, nuestros espacios públicos y de paseo, nuestros ríos y nuestra flora y fauna.
7. Familia. El futuro y la prosperidad de toda persona y sociedad humana pasa por la dicha y fidelidad de la comunidad familiar. Una sana convivencia en familia, hace posible la salud y vigor de toda comunidad civil. En esta institución, corazón y célula principal de la sociedad, se encuentra el ADN del bien común y por ello debe ser protegida y promovida, sin olvidar que su primera misión es abrirse al don de la vida, ya que los hijos son la promesa del futuro, la esperanza y la alegría de la sociedad. Sin ellos solo cabe esperar una sociedad cada vez más egoísta, individualista, envejecida y sola.

8. Bienaventurados los calameños y calameñas. Que bien nos haría ponernos frente a esa hermosa imagen del Cristo Redentor del desierto, que se encuentra en el sector de Topater y escuchar de Jesús: “Bienaventurado los calameños y calameñas que se unen para agradecer, celebrar y trabajar por el futuro de Calama. Felices los calameños y calameñas que lloran al ver sufrir a otros, porque ellos son personas buenas y compasivas. Felices los que no han perdido el deseo de ser Justos, porque en ellos se puede confiar el futurode nuestra comuna. Felices los que trabajan por la paz, con paciencia y fe, porque a ellos los necesitamos para reconstruir la convivencia y amistad cívica. Felices los docentes y asistentes de la educación, los profesionales de la salud, los funcionarios públicos. Felices los que sirven y resguardan la comuna y nuestras fronteras. Felices los que nos limpian las calles, los que bailan y cantan la cultura, los que rezan y celebran la fe, porque con ellos se puede prometer unir intenciones para buscar la justicia y moderación del reino de Dios en su pueblo de Calama.

9. En este ambiente de fiesta, quiero alentar a todos los calameños y calameñas, a nuestras autoridades y constructores de la comunidad, a infundir esperanza en la edificación de una comuna más prospera, justa y saludable.