#3AsambleaEclesial - Participantes de Arica, Punta Arenas y Rapa Nui

Misioneros del fin del mundo: de los extremos de Chile a la Tercera Asamblea Eclesial Nacional

Muchos laicos y consagrados que están participando de la experiencia, provenientes de zonas alejadas del epicentro donde se realiza la Asamblea. ¿Qué los motiva a dejar sus territorios para vivir el camino de la sinodalidad?

 
Sábado 08 de Octubre de 2022
Ver Galería
Son 600 las personas que están participando de la Tercera Asamblea Eclesial Nacional desde Arica a Punta Arenas, incluyendo Rapa Nui. Realidades distintas que se unen para vivir juntos la sinodalidad tras un proceso que comenzó en Chile el año 2018, tras la visita del Papa Francisco.

Esa necesidad de renovar la Iglesia ha hecho que cientos de personas hoy estén reunidas reflexionando en torno al sueño de una iglesia sinodal, profética y esperanzadora.

Una de ellas es Nelly Manutomatoma de Rapa Nui, quien llegó a esta Asamblea junto a su hija. Ella pertenece a la Parroquia de la Santa Cruz de Isla de Pascua. “Vengo representando a mi pueblo. El obispo fue a la Isla a contarnos de esto y decidí que tenía que participar junto a mi hija. A los 18 años empecé a acercarme a la iglesia, me casé y seguí sirviendo porque creo que la fe es la vida misma. Sirvo con amor y creo que lo que me hace feliz es cumplir lo que Jesús me manda, hacer su voluntad para su gloria”.

Respecto de cómo se ha vivido el proceso sinodal en Rapa Nui, Nelly dice que “lo estamos haciendo por primera vez. Pero la sinodalidad para mí no es nueva, porque caminar afirmando la fe, no me es desconocido. Lo digo con plena confianza y amor que le tengo a Jesús. El espíritu de Dios está entre nosotros, hay que mirar hacia adelante, tenderle la mano al otro. La crisis de la iglesia la vivimos con mucho dolor, porque uno es ser humano. Con el transcurso del tiempo he podido captar cuánto Jesús amó al mundo. No podemos permanecer ahí, porque la vida continúa. Para mí ha sido un dolor, porque es mi fe”.

Martín Del Solar, de la Comisión Familia y Vida de Arica, cuenta que su familia es sobreviviente de abuso eclesial y ese hecho fue motivo suficiente para viajar miles de kilómetros hacia Santiago para participar de la Asamblea. “Mi familia sufrió abuso por parte de un sacerdote, tendríamos que haber salido hace rato de la iglesia, pero Jesús nos agarró, nos puso en el camino y mira dónde estamos”.
“Tenemos mucha esperanza que vayamos de a poco sanando las heridas de la Iglesia. Nos ha parecido que la actividad está muy bien organizada, tiene una estructura, contenido y lo más importante es que no partimos de cero”, agregó.

Por último, Miguel Molina, párroco de Nuestra Señora de Fátima de Punta Arenas, dijo que “esta es una llamada del Señor a empaparse del espíritu de la renovación que necesita nuestra Iglesia especialmente en este tiempo. Este ha sido un trabajo largo, del que me he hecho parte desde que llegué a la diócesis hace cinco años atrás. Hemos salido a preguntarle a la gente a la calle, en la misma parroquia, en el barrio. Desde ahí se ha hecho un trabajo sumado a todo lo que hemos vivido en la Iglesia nacional, los consejos pastorales, los juegos que hemos ido haciendo y que nos han ido ayudando a ponerle nombre a las cosas”.

“De ahí nos hemos dado cuenta de las cosas buenas que tenemos y de otras prácticas no tan buenas que hay que corregir, que hay que mejorar. La participación de los laicos de Punta Arenas ha sido buena. Siempre puede ser mejor, pero hemos visto que la gente está interesada, pero siempre con el miedo de que todo esto quede en el papel como una declaración de intenciones y que no hagamos camino para cambiar. Ha sido un camino de nubes y claros”, acotó el padre Miguel.

El encuentro se estará desarrollando entre el 7 al 9 de octubre en el Colegio La Salle de La Reina, en Santiago.


Fuente: Comunicaciones Tercera Asamblea Eclesial
CECh, 08-10-2022
Video: Misioneros del fin del mundo en la #3AsambleaEclesial