En Te Deum

Pbro. Néstor Veneros Lepe, Administrador Diocesano de Calama, llamó a trabajar por la unidad y servicio por los que mas necesitan

Catedral de Calama nuevamente se engalanó para celebrar a Chile y su gente.

 
Viernes 16 de Septiembre de 2022
Ver Galería
Presidida por el Presbítero Néstor Veneros Lepe, administrador diocesano se celebró en el templo Catedral San Juan Bautista de Calama el solemne Te Deum aniversario 212 de la patria.

La acción de gracias tuvo como ha sido tradicional en la historia republicana, el corolario de una fiesta en el que las autoridades civiles, militares y eclesiásticas, además de invitados y fieles católicos tuvieron la oportunidad de volver a encontrarse para homenajear a la patria y dar gracias a Dios por el presente y futuro de la nación.

El sacerdote Néstor Veneros en su homilía puso acento en los desafíos que como nación enfrentamos a partir de los acontecimientos en los que nos hemos visto convocados “Todos formamos parte de esta hermosa franja de tierra, hombres y mujeres (…) todos bajo la inspiración de nuestros próceres y bajo la unidad de los símbolos patrios. De esta forma se logra destacar la unidad dentro de la multiplicidad que somos, pero que de la misma forma caminamos en busca de una unidad y fraternidad, inspirada en el sentido de independencia que hoy celebramos”.

Refiriendo al texto del evangelio de San Pablo que fue proclamado, indicó que este viene a complementar nuestra reflexión sobre la unidad que debemos buscar como país y conciudadanos. Nos indica el texto que Jesús se dirige a un pueblo, él está compartiendo la buena noticia del evangelio. La misión de Jesús es poder llevar a la humanidad al encuentro con el Padre.

También en su mensaje, puso acento en la polarización que se ha generado en nuestro país durante los últimos meses, “la palabra tolerancia, respeto y aceptación de la libre voluntad del otro, fue duramente atacada, generando una gran división que hoy debemos revertir, en un nuevo proceso donde se busque esa unidad, como nos indicaba San Pablo”.

El Padre Néstor Veneros acotó, no obstante, que existen otros signos de muerte que se pueden observar en la inseguridad que sufre nuestra gente, “hoy el miedo a soportar un acto de delincuencia y por consiguiente la posibilidad de perder la vida, ha generado que desconfiemos los unos de los otros, y cuando la confianza se ha quebrado se convierte en un signo de muerte”.

El administrador diocesano, sin embargo, expresó cual es el camino para enfrentar todas las dificultades y desafíos, injusticias y dolores que enfrenta nuestra sociedad. “El mayor signo de misericordia en la vida es dejar de lado nuestros propios proyectos y colocar nuestra vida al servicio de aquellos que sufren y necesitan”.

Agregó, “Jesús nos muestra que la empatía es un valor fundamental que nuestra sociedad no puede perder. Hoy también todos los que tenemos responsabilidades en nuestra patria, no podemos ser espectadores de las caravanas de muerte que golpean a nuestra patria. Debemos ser actores que acompañen y trabajen para que desaparezcan las desigualdades, el dolor, la injusticia y todo lo que oprima al ser humano”.

Finalmente el pastor dijo que estamos invitados a trabajar por un mejor Chile, donde no tengamos miedo a involucrarnos para ayudar y servir a aquellos que son parte de nuestra sociedad, “involucrarnos significa poner sus prioridades por encima de las nuestras, ya que la tarea es devolverles la dignidad y la capacidad para retomar sus vidas con posibilidades que le permitan ponerse de pie”.

- Texto completo de la Homilía

Fuente: Comunicaciones Calama
Calama , 16-09-2022