Fieles volvieron a celebrar a la Virgen María en el Santuario de Ayquina

Obispo Óscar Blanco Martínez que presidió la Misa principal recordó que ante los pies de la Madre Guadalupe de Ayquina encomendó su ministerio episcopal en el 2016.

 
Viernes 09 de Septiembre de 2022
Ver Galería
Este 8 de septiembre devotos y peregrinos de la Virgen Guadalupe de Ayquina volvieron a celebrar la Fiesta de la Natividad de la Santísima Madre en el santuario ubicado al interior de Calama luego de dos años de restricción por la pandemia de Covid-19.

El obispo Óscar Blanco Martínez que puso su ministerio episcopal bajo el amparo de la Virgen en este mismo lugar hace seis años y tres meses, presidió la eucaristía principal y se despidió de los fieles de El Loa para asumir este 10 de septiembre como pastor de la Diócesis de Punta Arenas.

Una explanada especialmente habilitada para realizar los principales actos celebrativos fue el lugar que se dispuso por la comunidad Ayquina-Turi-Panire, la rectoría del santuario y los organismos públicos y sanitarios para permitir el encuentro con la “chinita”, cuyo principal objetivo fue sostener medidas que impidieran riesgos de contagios con una pandemia aún vigente.

El obispo en su homilía destacó que en este día celebramos el cumpleaños de la Virgen y que acudimos a su fiesta para felicitarla al recordar el día en que nació, “Aquí están tus peregrinos con sus pies cansados y su corazón lleno de gratitud, aquí estamos todos los que hemos querido llegar a esta explanada. Venimos cargados de recados de familias, de enfermos y de personas que están viviendo situaciones difíciles que no han podido venir, pero que nos han solicitado que pidamos por ellos y junto con estas solicitudes, traemos los dolores de los hermanos más necesitados”.

Monseñor Blanco indicó que la Virgen ha venido acompañando desde su aparición en esta quebrada a distintas generaciones para interceder y amparar todas las necesidades de sus hijos que se reúnen en este lugar para agradecer a Dios por haber elegido a María para transformarse en la madre de Jesucristo y de todos nosotros.

“Aquí estamos los verdaderos devotos tuyos, los que pensamos que esta fiesta es tuya. Esta fiesta no es mía, ni tuya querido hermano, no es del pueblo de Ayquina, ni del santuario, ni de los bailes religiosos, ni de la Iglesia, sacerdotes, ni religiosas. Esta fiesta es tuya querida Madre Santísima y cuando tu estás de fiesta, estas de cumpleaños, te vamos a ver a ti, no nos vamos a ver a nosotros”.

Agregó que como peregrinos llegamos cansados hasta sus pies, porque queremos saludarla, porque ella es el centro, porque cuando una madre esta de cumpleaños llegamos donde se encuentre para saludarla a ella, “Esos son los verdaderos devotos, los que piensan en ella y en el otro más que en los intereses personales”.

Al termino de la Misa el obispo Óscar Blanco recibió el cariño y gratitud de emocionados fieles, peregrinos y de representantes de las comunidades originarias del Alto Loa que quisieron sumarse a las bendiciones que por estos días le han expresado al pastor por su nueva misión en la Iglesia de Magallanes.

Fuente: Comunicaciones Calama
Calama , 09-09-2022
Video: