Diácono Permanente Jorje Leng es llamado como candidato al presbiterado

El Rector del Pontificio Seminario Mayor San Rafael padre Andrés Valenzuela será responsable de su etapa de formación final. Y será acompañado en esta etapa por su actual párroco padre Pedro Nahuelcura Vargas.

 
Miércoles 03 de Agosto de 2022
Con mucha alegría comunicamos que ha sido llamado como Candidato al Presbiterado el diácono permanente don Jorje Leng Salas, quien ahora iniciará una etapa de preparación para que pueda ser ordenado Presbítero para la Diócesis de Valparaíso.

El Rector del Pontificio Seminario Mayor San Rafael padre Andrés Valenzuela será responsable de su etapa de formación final. Y será acompañado en esta etapa por su actual párroco padre Pedro Nahuelcura Vargas. Recemos por él, su familia y comunidad.

Don Jorje Leng es viudo, tiene dos hijas, un hijo, nueve nietos y un bisnieto. Estuvo casado 50 años, quedó viudo el año 2015. Cuando joven se planteó ser sacerdote. “Era algo que yo sentía de niño, muchas veces a los 6-7 años tenía experiencia de orar y nadie me había enseñado. Fui creciendo, me enamoré y me casé, formé una familia”

“Siempre conversaba con mi esposa y ella me decía si yo me muero has lo que tú siempre has querido. Eso no significó que yo dejara mi familia, ellos compartían conmigo”. El Diácono Leng señala que “el Señor me fue llevando, siempre leyendo, buscando. Entré como profesor al Colegio Salesiano, al Colegio Juana Ross. Hasta que un día el padre Jose Lino Yáñez (sacerdote salesiano) con otro sacerdote me preguntaron por qué no era diácono y de ahí entré en un camino derecho”

Lleva 26 años de Diácono Permanente. Fue ordenado el 02 de junio del año 1996. Durante este tiempo ha estado en las Parroquias Asunción de María de Achupallas, San Miguel de Recreo y actualmente en la Parroquia Nuestra Señora del Sagrado Corazón del Cerro Mariposas. “Con mi señora trabajamos dando charlas matrimoniales. También trabajé con los jóvenes y todos estos elementos me fueron, Dios mediante, dando experiencia y acercándome más a lo que yo quería”.

Contó que, al morir su esposa, estuvo un mes en Rapa Nui. Ahí colaboró con el párroco. “Todas estas vivencias se fueron sumando. El Señor tiene una manera de actuar muy maravillosa. Finalmente, yo me iba a ir a La Serena cuando fui destinado a la Parroquia Nuestra Señora del Sagrado Corazón del Cerro Mariposas. No me fui a La Serena y llevo siete años en esa parroquia. Contento, feliz. En los lugares donde he estado he estado muy contento”.

“Estoy contento, feliz a donde el Señor me quiera mandar a servir porque es lo que siento en mi corazón, estoy dispuesto a entregar el resto de mi tiempo, de mi vida como lo he hecho antes”, señaló el diácono Jorje Leng.

Fuente: Comunicaciones de Valparaíso
Valparaíso, 03-08-2022