Obispo Contreras Villarroel en Corpus Christi: El anhelo de unidad que tiene Jesús se realiza en la Eucaristía

Este Domingo 19 de junio el obispo de la diócesis San José de Melipilla celebró la solemnidad de Corpus Christi junto a la comunidad parroquial de la Inmaculada Concepción de Talagante con la tradicional procesión y Eucaristía. En la oportunidad destacó que el mandato de Jesús de conmemorar su última cena no es nostalgia del pasado, sino que es cumplimiento de su promesa de estar con nosotros hasta el final del mundo.

 
Lunes 20 de Junio de 2022
Ver Galería
En la homilía el obispo Cristián Contreras Villarroel saludó a los sacerdotes, diáconos, niños de la catequesis, cuasimodistas, hermanas y hermanos concelebrantes de la fiesta “Celebramos la Eucaristía dominical; es el día en que renovamos nuestra fe en la presencia real sacramental de Cristo”, saludando a todos quienes llevan el nombre “Manuel” y agregando que en la ocasión se renovaría la misión de los ministros extraordinarios de la Eucaristía.

Al iniciar su reflexión en torno al Corpus Christi, el pastor indagó en el porqué de la celebración del Cuerpo y la Sangre de Cristo, atendido que la Iglesia celebra la Eucaristía todos los días de la semana, en todo el mundo: “la Iglesia ha querido reafirmar que la Eucaristía es la presencia real y sacramental de Cristo”, afirmó el obispo, agregando que “ese sacrificio se actualiza aquí y ahora, a lo largo del tiempo, a lo largo de la historia, por la acción del Espíritu Santo”.

“Dijo Jesús en la última cena: “Hagan esto en conmemoración mía”. No es un consejo, sino un mandamiento. Conmemorar es distinto que hacer solamente memoria de algo pretérito, ocurrido en el pasado. Conmemorar, en cambio es afirmar que aquello sucedido en un tiempo determinado, es eficaz hoy, y es eficaz a través del tiempo, porque Cristo lo ha querido y porque el Espíritu Santo, prometido por Jesús que el Padre enviaría, es el que hace posible que renovemos el sacrificio de Cristo en nuestra historia”, destacó el obispo.

Además, evidenció que la Eucaristía es la permanencia de Jesús en medio de su pueblo: “El Señor quiere que todos seamos uno como el Padre y Él son uno, para que el mundo crea. El anhelo de unidad que tiene Jesús se realiza en la Eucaristía que es sacramento de comunión, de su permanecer y estar en medio nuestro, peregrinando con nosotros”, añadiendo que por eso podemos afirmar que “Jesús es el eterno contemporáneo de la humanidad”.

“La fiesta del Corpus Christi adquiere esta dimensión maravillosa, es la fiesta del Dios-con-nosotros, que ha entregado su Cuerpo como alimento y su Sangre como bebida, con toda la carga cultural que tiene el pan y que tiene el vino. Lo decimos en la vida cotidiana, “que a nadie le falte el pan en su mesa”, recordó el pastor, explicando que “El pan es el signo de todo lo necesario para vivir, de todo lo que el ser humano necesita, tanto en lo material como en lo espiritual, que no nos falte a nadie el pan de cada día”. En tanto, respecto del “vino”, señaló que en diferentes culturas, es el elemento para desear felicidades, para brindar, para festejar: “el Señor ha querido también utilizar este fruto de la vid y del trabajo de la persona humana para simbolizar lo que es la entrega de su sangre. Tiene entonces este carácter, Jesucristo es el que entrega su vida y es el que viene a alegrar la vida de los seres humanos. Descubramos entonces a Jesús y renovemos nuestra fe en su esencia real sacramental”, invitó don Cristián a la comunidad.

“La fiesta del Corpus Christi, de “Dios-con-nosotros”, nos lleva entonces a unir la celebración de la Misa con la vida, y que la vida sea la continuidad de aquello que celebramos domingo a domingo; que sea una Misa prolongada a lo largo del día y de la semana”, pues según el obispo, Cristo también se hace presente en el enfermo, el forastero, en quien padece hambre y sed. “todo lo que hicieron al más pequeño de mis hermanos … son presencias reales de Cristo, aunque no sacramentales, pero no por ello no menos reales”, recalcó.

Por eso también explicó que el pasaje de la multiplicación de los cinco panes y de los dos peces “es una acción eucarística”, pues la prolongación de lo que se celebra en el Altar y los templos “debe verificarse también en la caridad fraterna, en la actitud que yo tengo hacia el hermano descubriendo allí, en esas realidades donde aparentemente Dios no está presente, descubrir esa presencia real de Jesucristo, porque lo hemos descubierto en la presencia real sacramental eucarística. De ahí el significado de “Misa”: envío”.

Luego, el obispo valoró la importancia de la figura paterna, en el contexto de la celebración civil del día padre, que a su parecer querría ser desterrada por las ideologías feminista radical y de género, compartiendo parte de un artículo del sacerdote y periodista español, Juan Luis Martin Descalzo, quien opinaba que: “ciertas formas de ser padre caían antiguamente en un autoritarismo opresor de los hijos. Pero me temo que hoy hayamos basculado hacia el extremo opuesto y que muchos padres hayan abdicado de su función en nombre de una supuesta libertad que permitirá vivir más cómodamente a sus hijos. Pero también más huérfanos”, quien añadía que “me temo que muchas irreligiosidades y muchas angustias contemporáneas provengan precisamente de ese «despadre», de esa orfandad «por renuncia» o «por cobardía» que tanto ha crecido en el mundo”.

Para concluir su mensaje a los presentes, el pastor de la diócesis recordó el texto “El día del sol” de San Justino, donde el intelectual laico de inicios del siglo II (martirizado en Roma) relataba como en ese día se reunían en torno a la palabra, la oración, la acción de gracias y el ofrecimiento de pan, vino y agua, momento tras el cual de distribuía la eucaristía. Cuanto sobraba era luego recogido y entregado a quien presidía la celebración para socorrer a huérfanos y viudas, enfermos o indigentes, encarcelados o forasteros, constituyéndose en “provisor de cuantos se hallan en necesidad”.

Fuente: Obispado de Melipilla
Talagante, 20-06-2022
Documentos Adjuntos:
Video: Solemnidad de Corpus Christi 2022 en Parroquia Inmaculada Concepción de Talagante