Comunidades celebran a San Isidro en la provincia de Copiapó

Fiesta al patrono de los agricultores se vivió en Copiapó y al interior Del Valle.

 
Lunes 16 de Mayo de 2022
Ver Galería
Una hermosa celebración vivió la comunidad de la capilla San Isidro, de la parroquia Santísima Trinidad, en Copiapó. Este domingo 15 de mayo celebraron a su Santo Patrono, con una procesión en vehículos y caballos, por el sector, eminentemente agrícola, y culminaron con la misa a la chilena, presidida por Monseñor Ricardo Morales, en la capilla.

En la homilía, el obispo dijo que la figura de San Isidro “nos invita a mirar nuestro quehacer y descubrir que siempre debemos hacer nuestro mejor esfuerzo, colocar todo de nuestra parte, para que nuestro trabajo dé fruto”, llamando a no bajar los brazos ante las dificultades. “El Señor nos pide manos a la obra, y no decepcionarnos por lo que no funciona. San Isidro, como buen agricultor, sabía que han años buenos y malos, y no por eso dejaban de esparcir sus semillas”. Recordó que “El Señor es quien permite que esa semilla crezca y dé fruto, que permite que la vida surja y la naturaleza nos dé sus dones”, y llamó a trabajar con amor. “Sólo ese amor que se da es capaz de dar frutos”.

La misa finalizó con la presentación del ballet folclórico de Atacama, con una cueca bailada a la bandera, y luego, los tradicionales tres pies de cueca.

Fiesta en Apiedradero

La jornada anterior, el obispo se trasladó hasta la localidad de Junta del Potro, para celebrar a San Isidro con la comunidad. Allí comenzó la cabalgata y caravana de vehículos, hasta el sector Apiedradero, donde se celebró la misa. El obispo destacó el ejemplo de San Isidro, “que no está de brazos cruzados, sino que confía en el Señor, pero trabaja y siembra la semilla”. El obispo habló del amor que da sentido a todo quehacer humano. “Si no hay amor, todo esfuerzo se vuelve infecundo” dijo don Ricardo. “El amor que estamos invitado s a vivir es el que da la vida, como el agricultor que sabe que lo que produce no es para sí, sino para otros”.

Esta misa también concluyó con la cueca, bailada con entusiasmo por algunos de los presentes, y un abundante y rico almuerzo.

Fuente: Comunicaciones Copiapó
Copiapó, 16-05-2022