En Santiago se celebró el XXVII Congreso nacional de bailes religiosos

La actividad se desarrolló entre el 13 y el 16 de enero en la arquidiócesis de Santiago, bajo el lema “Chinita del Carmen, queremos llegar a ti danzando, unidos en el compromiso de renovarnos y transformarnos al modo de Jesús”. Participaron delegaciones de las diócesis de Arica, Calama, Copiapó, La Serena, Valparaíso, San Bernardo, Rancagua y Santiago.

 
Miércoles 19 de Enero de 2022
Ver Galería
En el Santuario Nacional de la Virgen del Carmen, en Maipú, se llevó a cabo una nueva versión del Congreso nacional de bailes religiosos, la que congregó a cerca de 100 participantes, destacando la amplia participación de jóvenes danzantes, sumado a que cerca de la mitad de los participantes vivieron su primer congreso, siendo ambos objetivos de la convocatoria de cara a una renovación de los liderazgos y referentes.

El Congreso se desarrolló principalmente en el templo de Maipú, pero además se realizaron actividades en el Santuario de Schoenstatt en La Florida, donde se inauguró el encuentro con la eucaristía del jueves 13, presidida por el Arzobispo de Santiago, Cardenal Celestino Aós, y en el Santuario de Lourdes, en Quinta Normal, el cual visitaron y tuvieron algunas de las actividades planificadas el día sábado 15.

El viernes 14 se permaneció todo el día en Maipú, donde se trabajó de acuerdo a los desafíos y compromisos establecidos en el pasado congreso de Andacollo (2020), en línea con el Proceso Nacional de Discernimiento y la Tercera Asamblea Eclesial Nacional, por ello los temas fueron: “Una Iglesia en mudanza al ritmo de Jesús”, a cargo del Pbro. Renzo Ramelli, Secretario adjunto para la Pastoral de la Conferencia Episcopal de Chile. Luego fue el turno de los jóvenes de AMBAR (Asociación Metropolitana de Bailes Religiosos), con el tema “Nuevas Mudanzas al ritmo de los jóvenes promeseros”, quienes abordaron la temática de la renovación de los liderazgos, además de los cambios culturales y sociales en torno a la realidad de los bailes y la perspectiva juvenil.

Durante la tarde del mismo día viernes, Pilar Ramírez, Directora del Departamento de Prevención de Abusos de la CECh, y el sacerdote Larry Yévenes, sj, integrante del Consejo de prevención de abusos y acompañamiento de víctimas del Episcopado, trabajaron los temas “El buen trato al modo de Jesús” y “Un nuevo ritmo al modo de Jesús”, enfocados en el documento de Integridad en el Servicio Eclesial (ISE), el buen trato, los liderazgos y los ambientes sanos y seguros. El día cerró, con el Rito de Perdón y la Renovación de las Promesas.

El sábado, en el Santuario de Lourdes, se realizó un recorrido al lugar de devoción Mariana, donde se celebró la misa con el ingreso de los bailes religiosos. Además, se trabajaron dos temas: “Juguemos”, que permitió realizar un análisis por diócesis y proyectar su trabajo de acuerdo a su propia realidad, y “María educa las raíces más profundas del baile”, a cargo del sacerdote Carlos Cox, Director de la Comisión Nacional de Piedad Popular y Santuarios. El domingo 16, nuevamente en La Florida, se dio lectura a las conclusiones del Congreso, así como a los acuerdos en vistas a los procesos eclesiales que se encuentran en curso y el próximo congreso (Copiapó, 2023), a saber:

• Renovar las formas de acompañar y relacionarse en los bailes religiosos, en el proceso de renovación, comprometiéndose a ser parte de una Iglesia que camina junta, que anuncia y denuncia; que transforma y se transforma.
• Seguir animando la participación de jóvenes en los bailes y particularmente, su incorporación en los espacios de liderazgo y toma de decisiones.
• Integrar la pastoral digital como una herramienta para sostener espacios de crecimiento y formación.
• Apoyar a obispos, sacerdotes y agentes pastorales en general, en el conocimiento y apoyo a las expresiones de la piedad popular, poniéndose a su disposición para que reconozcan sus riquezas y la puedan integrar al modo de vivir la Iglesia diocesana, a fin de avanzar hacia una profunda sinodalidad.

El Congreso concluyó con la eucaristía de cierre, celebrada por Monseñor Guillermo Vera, Obispo de Rancagua y presidente de la Comisión Nacional de Piedad Popular y Santuarios.

- Revisa de la declaración completa de este congreso

Fuente: Área Eclesial CECh
CECh, 19-01-2022