Apertura del Sínodo sobre la sinodalidad de la Diócesis San José De Melipilla

Este sábado 16 de Octubre, a las 11:00 hrs. en el templo catedral, la diócesis celebró una Liturgia de apertura de la Fase Diocesana del Sínodo dedicado a la Sinodalidad que inició el Papa Francisco el pasado domingo 10 de octubre bajo el lema “Por una iglesia Sinodal: comunión, participación y misión”.

 
Sábado 16 de Octubre de 2021
Ver Galería
Iglesia en camino para anunciar el Evangelio
Durante la liturgia, el obispo Cristián Contreras Villarroel pronunció una homilía en la que comenzó expresando "Hoy se viste de fiesta nuestra Iglesia diocesana, unida a la sede de Pedro y a la Iglesia que peregrina en Chile para renovar nuestro compromiso de ser una “Iglesia en salida”, frase acuñada por el Papa Francisco y que lleva el nombre de nuestra revista diocesana. Esta imagen de la Iglesia hunde sus raíces en el mandato de Jesús resucitado a los apóstoles: “vayan y hagan discípulos a los habitantes de todas las naciones (Mt. 28, 19)", agregando que "Ser discípulos y ser Iglesia en salida nos lleva a pensar en el camino, en agilizar nuestros pasos. En eso consiste la invitación que ha hecho el Papa. Hablamos de una Iglesia sinodal, expresión que significa “caminar juntos”. Somos Pueblo de Dios, con variedad de carismas, ministerios, servicios en una misma vocación y para una sola misión: evangelizar".

Luego el obispo, recordó que el Papa, el sábado pasado, destacó tres actitudes que "debemos tener los obispos y las comunidades eclesiales".

Encontrar
"El Papa nos exige ser expertos en el arte del encuentro", expresó el pastor, añadiendo que "Se trata de una actitud muy importante que exige atención, tiempo, disponibilidad para encontrarse con el otro y dejarse interpelar por su inquietud y que Jesús sabe que un encuentro puede cambiar la vida".

Escuchar
En este punto, don Cristián destacó que Jesús escuchó desde el oído del corazón, reiterando las palabras de Francisco: “cuando escuchamos con el corazón sucede que la persona se siente acogida, no juzgada, libre para contar la propia experiencia de vida y el propio camino espiritual"

Discernir
Volviendo al pasaje del "joven rico", ocupado por el Papa para explicar estos puntos, el obispo recordó que: Jesús percibe que aquel joven es bueno, religioso y practica los mandamientos, pero quiere conducirlo más allá de la simple observancia de los preceptos. "En el diálogo, lo ayuda a discernir. Le propone que mire su interior, a la luz del amor con el que Él mismo, mirándolo, lo amó y que con esta luz discierna a qué está apegado verdaderamente su corazón”.

"El Sínodo debe ser un camino de discernimiento espiritual, que se realiza en la adoración, en la oración, en contacto con la Palabra de Dios; pues es “la Palabra la que nos abre al discernimiento y lo ilumina, orienta el Sínodo para que no sea una ´convención´ eclesial, una conferencia de estudios, un congreso político o un parlamento, sino un acontecimiento de gracia, un proceso de sanación guiado por el Espíritu Santo”, destacó Cristián Contreras.

Comunidades sinodales
Agradeciendo a las mujeres, familias, catequistas, religiosas, jóvenes, diáconos y hermanos sacerdotes; el pastor pidió "Ayudémonos a caminar juntos en esta novedosa etapa de nuestra Iglesia, reconociendo los regalos del Señor, la Virgen Santa y San José. Lo hemos visto en la caridad fraterna, más visible en tiempos de pandemia, pero operante todos los días", agregando que en la nueva situación del país, convocado a cambios muy profundos y también discutidos "Duele ver una Patria que no logra convivir en paz y que enfrenta y ha enfrentado momentos de gravísima tensión. Esos son los titulares. Pero, ¿qué pasa en el corazón de la gente, de nosotros, los habitantes de nuestro Chile?" expresando que "El Sínodo no puede ser un ensimismamiento para apuntarnos culpabilidades entre nosotros. Debemos salir de nosotros mismos y mirar críticamente lo que sucede en la Patria".

Jesús, Buen Samaritano
"El texto del Buen Samaritano es elocuente para invitarnos a ser esos buenos pastores y autoridades que Dios quiere", señaló el obispo, agregando que "Ese hombre herido y golpeado es la imagen de la humanidad caída. Así lo ha entendido la Iglesia desde sus inicios. El hombre “medio muerto” es nuestra propia historia, es la historia de tantas personas heridas, cuya situación ha quedado más de manifiesto en esta pandemia".

Vida eterna
"La Iglesia en Chile, como madre y maestra, quiere ser también una gran pedagoga con sus hijos, con las autoridades y con todos los hombres de buena voluntad. Ella nos sitúa de cara al destino eterno", manifestó Contreras Villarroel, recordando palabras del obispo Manuel Larraín "“es el reino de Dios que avanza entre las oscuras y turbulentas aguas de la historia”. Pero se trata de una historia que hay que transformar. El creyente es, “no un espectador, sino un actor del mundo en que vive”.

El alma de la Patria y la Virgen Santa
Rememorando el concepto del "alma de Chile" tantas veces pronunciado por el cardenal Silva Henríquez, don Cristián destacó: "La historia y la Iglesia nos han enseñado que los pueblos, como Chile, tienen alma".

Luego citó al Papa Benedicto XVI, destacando que “No es el poder el que redime, sino el amor. Éste es el distintivo de Dios: Él mismo es amor", recordando que como le dijo el Ángel a María “Nada es imposible para Dios” y por ello se nos ha regalado el Bautismo , el Sacramento de la Reconciliación, la celebración de la Eucaristía, la Palabra viva y el estímulo de los hermanos, especialmente de los santos.

Fuente: Obispado San José de Melipilla
Melipilla, 16-10-2021
Documentos Adjuntos:
Video: Apertura del Sínodo sobre la sinodalidad de la Diócesis San José De Melipilla