Mensajeros de Santiago viven una jornada de oración

Como un reencuentro; así se vivió la mañana de sábado, en la que se congregaron los comunicadores parroquiales de distintas comunidades de la arquidiócesis vía Zoom. El padre Diego González, capellán del grupo, guio una Lectio Divina en la que se destacaron valores de Sn. José, como la prudencia, la justicia y la obediencia.

 
Martes 11 de Mayo de 2021
Los Mensajeros fueron sumándose uno a uno al Zoom minutos antes de la hora de inicio oficial, momento que aprovecharon para saludarse y compartir de forma amena. El encuentro anterior había sido en la quincena de marzo, en los talleres de Comunicación Digital y anhelaban reencontrarse para verse todos cara a cara.

El padre Diego González, en su rol de guía, comenzó el encuentro animando a los presentes a vivir en profundidad la jornada: “No vamos a trabajar, sino que vamos a tratar de que cada uno de nosotros nos podamos encontrar con Dios”. Para ello pidió que -en lo posible- se instalaran en un lugar tranquilo y pudiesen dejar de lado las distracciones. El ejercicio propuesto por el padre fue realizar una Lectio divina o Lectura orante.

El texto escogido para reflexionar fue el Nacimiento de Jesucristo relatado por el evangelista Sn. Mateo en 1:18-25. En el se nos cuenta cuál fue la reacción de José al enterarse que María estaba embarazada por obra y gracia del Espíritu Santo.

Siguiendo el ejercicio tradicional de la Lectio Divina, los presentes leyeron el texto y trabajaron en cuatro etapas respondiendo a las preguntas: ¿qué dice el texto?, ¿qué me dice a mí?, ¿qué le respondo yo?, y en ¿qué me comprometo luego de esta interpelación?

Divididos en grupos de Zoom, los Mensajeros tuvieron tiempo para compartir sus reflexiones personales. Esto dio paso a un encuentro con todos, antes de finalizar, en el que de forma espontánea muchos dijeron a viva voz a qué se comprometían luego de esta lectura.

Escuchar más a Dios, ser obedientes, más misericordiosos, imitar la prudencia de san José, actuar con justicia y orar más, fueron algunos de los compromisos de los presentes. También pidieron ser ayudados por Dios para cumplir de buena forma el servicio de comunicadores parroquiales.

Testimonios
Para Paola Sasso, Mensajera de la parroquia Santa Inés, este encuentro significó "un momento de reflexión sobre nuestro rol como comunicadores parroquiales. A la luz del Evangelio, y de la figura de san José debemos ser cautos, evitar la impulsividad, y anunciar la Palabra, sin miedo ni temor, preocupándonos siempre de hacer las cosas con amor y de ser portadores del mensaje de Dios en cada una de nuestras acciones comunicacionales".

Oscar Suárez, Mensajero de Santa Sofía, señaló que para él la jornada tuvo gran valor espiritual: "Los problemas comunes y mis miedos, me hacen desconectarme del plan de Dios y hoy tuve nuevamente una oportunidad de escuchar con el corazón, abandonar las preocupaciones, para solo confiar en la voluntad de mi Dios. Además, reafirmar mi propósito como servidor en la Iglesia: no puedo llevar el mensaje de la Palabra, si no confío en su voluntad. Disfruté mucho esta actividad, compartir con mis compañeros, y mientras Dios me lo permita espero ser un mensajero de su Palabra, como un hombre de fe".

Robert Kostka, Mensajero de La Transfiguración del Señor, contó: "La lectura que compartió el padre Diego me recordó la llamada, así como Dios llamó a María y la escogió desde el comienzo, a nosotros nos llamó a ser comunicadores y nos tenía definido ese camino y Él fue el que decidió que fuera ahora el momento en que debíamos activarnos".

Marisol Valenzuela, Mensajera de Nuestra Señora de Montserrat, afirmó: "Tenemos una gran tarea y esa es de velar por llevar la Buena Noticia, pero también sabemos que si nuestro principio no es Cristo, vano será nuestro esfuerzo. Dios nos da los medios para ir a su encuentro y compartir esta riqueza. Hoy en la reflexión me vino una frase: "Aún cuando no entiendas lo que pasa, confía en Dios". Gracias a esta oración renuevo mi compromiso de mensajera al servicio de La Buena Nueva que es Jesús".

Ser Mensajero hoy
Los Mensajeros o comunicadores parroquiales son personas que sirven a sus comunidades, con el respaldo de sus párrocos en todos los temas comunicacionales. Ellos están reunidos, actualmente, en un grupo de WhatsApp bajo el alero de la Dirección de Comunicaciones del Arzobispado de Santiago.

El padre Andrés Moro, responsable de esta dirección, escribió recientemente una carta a los párrocos de Santiago, en la que los anima a validar de forma oficial a los Mensajeros en cada parroquia. Para ello, los sacerdotes deben escribir un correo a comunicaciones@iglesiadesantiago.cl indicando sus nombres y WhatsApp.

También el padre Diego González, en su rol de capellán, escribió una carta a los Mensajeros agradeciéndoles por su servicio y entrega gratuita, y animándolos a contar la Buena Nueva de Jesucristo y a mostrar a toda la Iglesia que la Arquidiócesis de Santiago tiene en sus bases a comunidades llenas de vida.

Fuente: Comunicaciones Santiago
Santiago, 11-05-2021