Feligreses de San Fernando felices de volver a su templo parroquial

Tras diez años de espera, la Parroquia San Fernando Rey fue consagrada hoy viernes.

 
Viernes 17 de Enero de 2020
Ver Galería
Tras el terremoto de 2010, el templo San Fernando Rey de San Fernando, ubicado en la zona histórica de la ciudad, quedó inutilizable. Pero su valor patrimonial y afectivo hizo que comenzaran inmediatamente las gestiones para lograr su restauración. Es así como ese mismo año se desarrolló un proyecto de restauración y reconstrucción, con el aporte económico de la comunidad parroquial y recursos conseguidos por la Corporación Cultural Identidad Patrimonial, gracias al Programa de Apoyo a la Reconstrucción del Patrimonio Material del Consejo Nacional de Cultura y las Artes, el Fondo Nacional de la Reconstrucción del Ministerio de Hacienda y la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere). El diseño del proyecto corresponde a los arquitectos Amaya Irarrázaval y Alejandro Rojas.

Luego de diez años de espera, este viernes 17 de enero, a las 11 horas, el administrador apostólico de Rancagua, monseñor Fernando Ramos Pérez, dedicó y consagró el templo San Fernando Rey.

En la ceremonia estuvieron presente las más altas autoridades regionales, encabezadas por el Intendente Regional de O’Higgins, Juan Manuel Masferrer; el representante del alcalde de San Fernando, Franco Hormazábal; el gobernador de Colchagua, Yamil Ethit Romero; los parlamentarios Juan Pablo Letelier, Ramón Barros; el Seremi Obra Públicas Moisés Savaria; la Seremi de la Cultura y las Artes, Lucía Muñoz; además de representantes de las fuerzas armadas y de orden.

En la oportunidad, Franco Hormazábal señaló que “es un orgullo recibir nuestra parroquia donde muchos hemos participado. Agradezco a todos los que hicieron posible esta restauración”.

Por su parte, Juan Masferrer precisó que “cada cierto tiempo la adversidad nos toca y así fue el 2010, por lo que tuvimos que empezar la reconstrucción patrimonial y espiritual. Nos pusimos de pie y hoy tenemos muchos templos funcionando”. Indicó que esta obra requirió una inversión del Estado de cerca de mil quinientos millones de pesos.

Cabe señalar que la recuperación del templo se ejecutó en dos etapas. Durante la primera etapa los trabajos se centraron en el presbiterio, la capilla y la sacristía, incluyendo una nueva instalación de piso, reparación de muros, pintura y restauración de puertas y ventanas antiguas, además de nuevas instalaciones eléctricas en el sector indicado.

Mientras que la segunda etapa abarcó el resto del edificio: su techumbre y las salas adyacentes. También incluyó la restauración de las pinturas de su interior, muros y cielos, y la confección del retablo, el mobiliario y las bancas.

Luego de las palabras de inicio, que tuvieron lugar fuera del templo, el Intendente regional procedió a la entrega de llaves al administrador apostólico de Rancagua, monseñor Fernando Ramos, quien de inmediato las entregó al párroco de San Fernando Rey, padre Cristián Catalán.

Luego de ello se procedió a la ceremonia de dedicación y consagración en la que los fieles participaron con emoción y alegría, pues pudieron volver a su templo después de tantos años.

Fuente: Comunicaciones Rancagua
Rancagua, 17-01-2020