Obispos colombianos se pronuncian por asesinatos de líderes sociales

"Sentimos inmenso dolor, preocupación y rechazo al recibir, cada día, en lo recorrido de este 2020 noticias de asesinatos de líderes y de amenazas a las comunidades. Nos manifestamos solidarios con los sobrevivientes, los familiares y seres queridos de quienes han perdido la vida en esta oleada de violencia y muerte sin sentido”.

 
Jueves 16 de Enero de 2020
Ante el incremento de asesinatos de líderes sociales en el país, los obispos católicos de Colombia emitieron un comunicado donde manifiestan su preocupación y rechazo ante estos hechos. Según el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) en lo corrido del año 2020 ya han sido asesinados 17 líderes sociales y defensores de Derechos Humanos.

“Los obispos sentimos inmenso dolor, preocupación y rechazo al recibir, cada día, en lo recorrido de este 2020 noticias de asesinatos de líderes y de amenazas a las comunidades. Nos manifestamos solidarios con los sobrevivientes, los familiares y seres queridos de quienes han perdido la vida en esta oleada de violencia y muerte sin sentido”.

A su vez, manifestaron su oración y cercanía con las jurisdicciones eclesiásticas y las comunidades que siguen padeciendo el flagelo de la violencia, de manera especial aquellas ubicadas en los departamentos del Chocó, Cauca, Valle del Cauca, Norte de Santander, Nariño y Arauca.

Así mismo, claman por el respeto a la vida de toda persona ‘que es sagrada’ y piden al Gobierno y sociedad civil para que se haga “cuanto sea necesario para evitar que sigan ocurriendo asesinatos, atentados y acciones violentas contra nuestros hermanos y hermanas”, advirtiendo que estos hechos terminan por amenazar la democracia e instituciones del país.

También la Iglesia católica dio una palabra a las nuevas autoridades municipales y regionales posesionadas recientemente, exhortándolas para que dentro de sus planes de gobierno incluyan acciones para la protección de las comunidades y de los líderes sociales.

“Insistimos en la necesidad de poner en marcha una política pública nacional para enfrentar esta amenaza, que incluya acciones de protección, de respuesta oportuna a las alertas y de presencia eficaz de las instituciones del Estado en las comunidades más vulnerables”.

Finalmente, en su misiva los obispos recuerdan que seguirán acompañando y animando el trabajo de las comunidades, sobre todo aquellas más alejadas y desprotegidas.

Revisa la declaración completa

Fuente: Comunicaciones Conferencia Episcopal de Colombia
Bogotá, 16-01-2020
Documentos Adjuntos: