En jornada evaluativa de celebraciones y actividades del 2019

Con la Santa Misa Diócesis de Osorno conmemoró nuevo aniversario de pascua del Obispo Francisco Valdés

Importantes pasos se han dado en la Reconciliación y Comunión Eclesial, aun cuando falta mucho por hacer al respecto, es la conclusión de los distintos representantes de los consejos parroquiales, de áreas pastorales y movimientos apostólicos, que participaron este sábado 4 de diciembre, en el encuentro evaluativo de la vida pastoral en las diversas comunidades de la Diócesis de Osorno, en Casa Betania.

 
Domingo 05 de Enero de 2020
Ver Galería
Después de la bienvenida y el canto “Quédate Señor”, la hermana Marta Cecilia, religiosa de las Hermanas Capuchinas Terciarias, inició la actividad con un momento de oración y reflexión a partir del Evangelio del día (Jn 1, 35-42), inmediatamente después el padre Cristian Cárdenas, Vicario Pastoral, introdujo el tema central de la actividad y Ximena Alarcón, Secretaria de dicha instancia diocesana, entregó las instrucciones para el trabajo grupal.

En dos instancias se dividió dicha labor, primero 10 grupos integrados por distintos representantes de la vida pastoral de la Iglesia local valoraron las diversas actividades y celebraciones parroquiales y diocesanas vividas durante el año, y en medio de nuestra realidad, primero con el corte del servicio de agua potable en el mes de julio, y durante este tiempo del estallido social en Chile, el cual hasta hoy nuestra provincia continúa expresándose.

El segundo momento, consistió en reunirse los representantes de los equipos de los consejos con sus pares, al igual que los sacerdotes, las religiosas, las áreas pastorales y los movimientos para analizar y evaluar el avance que tuvo cada instancia respecto del objetivo principal para el año recién pasado: la Reconciliación y la Comunión Eclesial, que se plasmó en el Plan de Acción Pastoral para el trienio 2019-2021, en el cual el énfasis también estuvo puesto en “Volver a reunir a la comunidad”.

Al finalizar ambos momentos, los secretarios y secretarias de cada grupo del segundo trabajo compartieron brevemente lo más importante de sus conclusiones e inmediatamente después pasaron al momento fraterno, en un espacio distendido y de buena conversación, para luego trasladarse hasta la Catedral de Osorno y celebrar la Santa Misa.

La Fiesta de la Eucaristía
Hasta el templo mayor llegaron los representantes del Pueblo de Dios peregrino en nuestra provincia, para conmemorar el 38 aniversario de la pascua del obispo Francisco Valdés Subercaseaux, y agradecer a Dios por la jornada vivida, la participación de los fieles, y los frutos que se obtendrán de ella para “Dejarnos animar y formar por Jesús”, como objetivo principal del 2020 al que nos invita el Plan de Acción Pastoral 2019-2021.

En la celebración, en que fue destacada la imagen del primer obispo de la Diócesis de Osorno, el coro “Las ovejitas de Panchito”, del Colegio Artístico Santa Cecilia, perteneciente a la Fundación Cristo Joven, interpretaron bellamente los cantos de acuerdo con cada momento de la eucaristía, los cuales también acompañó la asamblea presente.

En la oportunidad, en el momento del ofertorio, junto al pan y el vino, pusieron ante el Señor flores, como signo de agradecimiento al Dios del amor por el regalo de la persona de Monseñor Valdés. También su hábito en memoria de la humildad y entrega total al Señor, sus sandalias, como muestra del camino que recorrió el primer obispo de Osorno, el cual continúa nuestra diócesis hoy, y su cruz como representación del amor del Padre que se derrama en todos sus hijos e hijas.

Por su parte, el Administrador Apostólico, obispo Jorge Concha Cayuqueo, en su mensaje destacó que “las expresiones de fe y amor a Jesucristo resaltan en el obispo Francisco Valdés y bien propio de su espiritualidad capuchina, fue Jesucristo pobre y humilde, por eso se detenía tanto en Cristo crucificado y por lo mismo pintó tantas cruces”.

También resaltó “su entrega misionera incansable, muy admirable y alegre, como lo recuerda la gran mayoría de las personas que lo conocieron. Su amor a la Iglesia, la profesión de Pedro, la hizo su lema episcopal: Señor, tú sabes que te quiero. También fue notable su interés por la situación del pueblo Mapuche Huilliche, por el respeto a los Derechos humanos en momentos difíciles que él vivió, hizo obras en este sentido bien valientes para su tiempo”.

Destacó además la dedicación que realizó para buscar la paz entre Chile y Argentina ante la inminente Guerra entre ambos países, “trabajó por lograr la mediación papal, y no solo buscaba superar el conflicto, sino que tenía en mente la unidad e integración de dos pueblos hermanos, es decir tenía visión de presente y de futuro. Fue exitosa esta misión de la que él formó parte, y para muchos él fue parte principal, y la superación del conflicto en gran parte se le debe al obispo Valdés”.

“Por 26 años fue pastor de Osorno, y esta entrega es algo que debemos aprender, recibir y hacerla nuestra. Todas sus capacidades, sus dones y sus redes las puso al servicio de su misión”, agregó el Administrador Apostólico quien, al finalizar su mensaje, bajó a la Cripta del Obispo Valdés para acompañar la oración, que la asamblea hizo en honor a este Venerable Siervo de Dios.

Fuente: Comunicaciones Osorno
Osorno, 05-01-2020
   Galerías:
Ver Galería