Saludo Navideño del Obispo Jorge Concha Cayuqueo

“El Señor es bueno, su misericordia es eterna, su fidelidad por todas las edades” (Sal. 99, 5)

 
Miércoles 25 de Diciembre de 2019
Un fraterno saludo para todos y cada uno en esta “fiesta de las fiestas” que es la Navidad y una invitación para perseverar en la esperanza. La fiesta de la Encarnación del Hijo de Dios pone luz frente a las muchas tinieblas que acompañan nuestra condición humana, tinieblas que tienen alcances en toda la creación.

La Encarnación del Hijo de Dios nos ofrece un renovado sentido de vida a los hombres y mujeres, y también para todo lo que existe. Este acontecimiento distintivo y fundamental de nuestra fe nos recuerda poderosamente que no estamos solos: Dios está con nosotros para siempre, porque “Él es bueno, su misericordia es eterna, su fidelidad por todas las edades” (Sal. 99,5).

Permanece con nosotros y está presente en los acontecimientos de nuestra realidad, por cierto, en nuestra historia. Los invito a que pongamos una vez más nuestra mirada en el Hijo de Dios nacido de María (cfr. Jn 4, 2-3). Él es el centro que nos une al Padre.

Que nos dejemos ayudar por el ejemplo de los reyes magos: ellos buscaron la luz siguiendo una estrella y llegaron al “sol que nace de lo alto, para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombra de muerte, y para dirigir nuestros pasos hacia el camino de la Paz” (Lc 1, 78-79). Que aprendamos de José y María que pusieron todo lo suyo para que el plan de Dios se realizara.

Dejémonos escrutar, iluminar, consolar y animar por el Emmanuel (Dios-con-nosotros) y Él fortalecerá nuestra esperanza, nuestro amor y nuestra paz.

Una Feliz Navidad para todos en familia y deseos de un bendecido año nuevo 2020.

Fuente: Comunicaciones Osorno
Osorno, 25-12-2019