Virgen de Fátima, una visita cargada de esperanzas

Fue una semana de encuentro y mucha oración por parte de los fieles que se acercaron a ver a la Virgen de Fátima peregrina que visitó nuestra diócesis, en su recorrido por el país.

 
Lunes 02 de Diciembre de 2019
Ver Galería
Después de su encuentro con las comunidades de la parroquia de Molina el viernes 29 de noviembre, la imagen llegó a las 16:00 horas a la parroquia de Cumpeo, donde algunos vecinos la escoltaron en auto por diferentes sectores hasta llegar al templo parroquial, allí cientos de personas esperaban su llegada con fervor y alegría, incluyendo al Administrador Apostólico de la diócesis, el padre Galo Fernández Villaseca, y por supuesto el párroco, el padre Juan Manuel Ramos.

Una vez adentro, se invitó a los presentes a rezar el Santo Rosario y pedir a la virgencita por nuestro país, sobre todo en esta época donde la oración es muy necesaria. “Contar con la presencia de la Virgen de Fátima justo en estos momentos, es una clara señal de lo que debemos hacer. Acogernos en su manto protector y orar por un país más justo y menos violento”, indicó el obispo.

María José Leal, feligrés de esta parroquia, se acercó al templo a ver a la Virgen para agradecerle también por una reciente operación a la que se sometió. “Esto es muy bonito, yo vine hoy con uno de mis dos hijos para agradecerle a Fátima, aunque faltó tiempo. Pero también para pedirle por mi salud, por mi familia y por mi país”.

Finalizado el rezo, el padre Nivaldo Dos Santos, custodio de la imagen en nuestra diócesis, informó sobre el programa del recorrido para los días restantes y animó a los presentes a acompañar a la Virgen en cada momento por nuestra diócesis, y a su vez a acercarse a ella para verla desde más cerca, antes de que continuara su camino hacia la vice parroquia Bajos de Lircay.

La alegría de los niños
A eso de las 19:00 horas del viernes llegó la imagen a esta localidad, donde decenas de niños junto a sus padres la esperaban pacientemente, para venerarla y dedicarle algunos bailes, entre ellos un pie de cueca en la entrada al templo. Luego, ya al momento de la liturgia de bienvenida que le hicieron a la Virgen, los niños cantaron un hermoso Padre Nuestro como otro signo de agradecimiento a Fátima por esta visita.

Para finalizar el padre Nivaldo invitó a los niños al frente de la Virgen para bendecirlos y encomendar a toda la comunidad a su inmaculado corazón. Desde ese punto, la imagen continuó su recorrido hasta la parroquia de San Clemente.

Su llegada al Hospital Regional de Talca
Ya para el sábado 30 de noviembre, el turno fue para el Hospital Regional de Talca, donde voluntarios, médicos, enfermeras y personal del recinto médico en general, esperaron su llegada desde las 10:00 horas en la entrada principal. Recibida con cantos, flores y pañuelos, la imagen seguidamente fue llevada al piso 5 para visitar a los pacientes en el servicio de oncología. Allí, el padre Nivaldo realizaba una pequeña liturgia en cada sala, pidiéndole a la Virgen de Fátima abogara por la salud de estas personas.

Posteriormente fue llevada al piso 2, donde se encuentra el área de maternidad y neonatología, para realizar también una liturgia, invitando en este punto a los familiares de los pacientes que se encontraban allí, a rezarle a la imagen para que todo salga bien en esta etapa. Esto de la mano del padre Carlos Campos, encargado de la Pastoral de Salud, quien invitó a los presentes a bajar hasta la capilla para tener un momento de encuentro también allí con la madre de Dios.

Un minuto de silencio para hacer todas las peticiones y algunos cantos a María, fue la dinámica que se llevó a cabo en la capilla, para así finalizar esta pequeña visita. Elena Albornoz, integrante de la Damas de Verde, indicó sentirse muy emocionada por esta visita, “Yo sé que María está con nosotros, pero verla aquí intercediendo por cada uno y por los enfermos, es una alegría muy grande. Hoy le pedimos que llene nuestros corazones de amor, de paz, que tan necesario es”.

Parroquia de Fátima recibió a su patrona
Desde ese momento, la imagen fue llevada hasta la parroquia de Fátima, realizando ese sábado varias misas y algunos rezos del rosario. Ya para el domingo 01 de diciembre se llevaron a cabo 3 eucaristías, la primera a las 09:00 horas, la segunda a las 12:00 y la última a las 19:00 horas, donde además se realizó una procesión en su honor por las calles aledañas al templo parroquial.

Esta última Eucaristía estuvo presida por el obispo Galo Fernández, quien agradeció a todos por haber asistido a esta cita y por ser parte de esta visita de la Virgen de Fátima tan oportuna, en un contexto complejo que atravesamos como chilenos.

Por otra parte, el obispo también se refirió al inicio del Adviento, un tiempo que está muy ligado a la Virgen María: “Celebramos la Eucaristía en el primer domingo de Adviento, en este domingo que siempre viene como emisario entre el Mes de María que va terminando y el tiempo de Adviento que va comenzando, tiempo que está tan unidos a ella. Ya Adviento es por María, ella es protagonista de este tiempo, es ella la que con José va de camino hacia Belén y con ella la Iglesia nos invita a prepararnos para el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo”.

Concluyó agradeciendo la hermosa visita de la Virgen de Fátima a nuestra diócesis y de igual forma al equipo que la acompaña, quienes hacen esto posible a lo largo de nuestro país.

Cabe destacar que culminada la Eucaristía la imagen fue llevada al Monasterio de las Carmelitas Descalzas, donde permaneció hasta las 08:00 horas de este lunes 02 de diciembre, para luego ser transportada hasta la Diócesis de San Bernardo.

Fuente: Comunicaciones Talca
Talca, 02-12-2019