La esperanza de los pobres nunca se frustrará

El profético mensaje de la III Jornada Mundial de los Pobres (17 de octubre), que se vivirá en nuestro país a casi un mes de las movilizaciones en demanda de justicia social.

 
Lunes 11 de Noviembre de 2019
El lema de la III Jornada es “La esperanza de los pobres nunca se frustrará” fue escrito en un momento de gran desarrollo económico y, paralelamente, de grandes desequilibrios sociales: grandes grupos de pobres frente a pocos con enormes riquezas; poderosos reduciendo a personas a la esclavitud por deudas, multitudes que no veían salida frente al túnel de la miseria.

Francisco nos invita a mirar a los nuevos pobres, a ver las violencias que se cometen contra ellos cada día y reconoce una “arquitectura hostil” que busca alejarlos, no verlos, hacerlos invisibles, sin presencia ni voz.

Frente a esa mirada sin esperanza, nos reanima recordándonos que el pobre es “el que confía en el Señor” y esa certeza es la que alienta la esperanza. La esperanza de que Dios actúa siempre a favor de los pobres como el que escucha, protege, defiende, salva…

“La opción por los últimos, por aquellos que la sociedad descarta y desecha” (Evangelii Gaudium 195) es prioritaria para alentar la esperanza. La caridad no es solamente asistencia, es creer con y desde los pobres, que podemos efectivamente anunciar el Reinado de Dios, que ya está en medio nuestro animando a la Justicia, la Paz y la Verdad.

En este marco, los invitamos a revisar el documento elaborado por la Comisión Nacional Justicia y Paz denominado "Equidad y Desarrollo en Chile: Los nuevos rostros de los excluidos", presentado en 2016 y que en el momento histórico que vivimos, bien vale la pena trabajar con nuestras comunidades y familia.

Fuente: Comunicaciones Pastoral Social Caritas
CECh, 11-11-2019
Documentos Adjuntos: