Bajo el lema: Alabado seas mi Señor por la hermana Madre Tierra

Diócesis de Osorno peregrinó por el Cuidado de la Casa Común y el Centenario de Santa Teresa de Los Andes

Una gran columna de Niños, jóvenes y adultos, hombres y mujeres, caminaron desde la parroquia Sagrado Corazón hasta el santuario de la santa chilena en Tacamó para pedir al Señor por el cuidado de la naturaleza, agradecerle por el testimonio de la santa chilena en el centenario de su pascua y orar por la Iglesia en nuestro país, especialmente por la Iglesia de Osorno.

 
Domingo 13 de Octubre de 2019
Ver Galería
La peregrinación se inició en el templo, luego de la motivación que hizo el equipo organizador de la Pastoral Juvenil, y de la bendición de las medallas que realizó el padre Cristián Villalón, las cuales fueron repartidas entre los fieles, además hubo un momento para el envío, a cargo del padre Juan Aros.

Inmediatamente después, con pancartas y banderas, en actitud de oración y la alegría de querer vivir el Evangelio, conectados con toda la Creación que el Dios de la Vida y el Amor pone a disposición de sus hijos e hijas, fieles de nuestra diócesis recorrieron el trayecto cantando y haciendo oración, mientras de manera espontánea, varios peregrinos, también se dieron a la tarea de recoger todo lo que no debe estar en el paisaje.

Durante la peregrinación se vivieron tres momentos en los cuales hubo oración especial para pedir al Señor por la mayor concientización de la responsabilidad que tenemos cada uno en el cuidado de la Madre Tierra. En la primera estación, se hizo el llamado: “Cuidemos el Agua”, mientras el padre Juan Mánquez asperjó agua bendita entre los peregrinos, incluidos los carabineros que apoyaron el recorrido.

En la segunda, se pidió mayor conciencia en el “Consumo Consciente de la Energía”, donde el equipo organizador, entregó una “mano” como signo del poder para construir un mundo mejor. Finalmente, en la tercera estación, se entregó una reflexión acerca del mensaje “Cuidemos la Casa Común”, y se repartió un caramelo a cada peregrino, con el objetivo de endulzar la meditación que cada uno de los caminantes pudiera realizar en el resto del trayecto hacia el santuario de Santa Teresa de Los Andes, en Tacamó.

Los peregrinos llegaron desde las parroquias San Bernardino de Quilacahuín, de San Sebastián de Purranque, El Buen Pastor de Ovejería, San Mateo Apóstol, Espíritu Santo, San José de Francke, entre otras, en tanto la comunidad de San Agustín de Puerto Octay se sumó en el camino, momento de gran alegría, donde los hermanos y hermanas fueron acogidos con aplausos y abrazos. También asistieron integrantes de distintos movimientos diocesanos, grupos y colegios.

Participaron además de esta actividad, enmarcada en el contexto del año pastoral 2019 que busca la Reconciliación y la Comunión Eclesial en nuestra Iglesia local, religiosas Terciarias Capuchinas, Siervas de Jesús de la Caridad, entre otras y algunos sacerdotes Juan Aros, Juan Mánquez, Karol Gajer, Cristian Villalón, René Pesenti, y el Vicario Pastoral, padre Cristian Cárdenas, quien presidió la eucaristía que se celebró al finalizar la peregrinación.

Los caminantes, cansados, pero felices y muy llenos de energía, se apostaron en el mismo lugar que ocupó el templo dedicado a Santa Teresa de Los Andes, el cual fue destruido por un incendio el año pasado, para festejar la santa Misa, donde el sacerdote diocesano destacó el gran testimonio de fe y de amor al Señor que entrega la santa chilena, y resaltó la acción de recoger la basura que había en el camino y que algunos fieles realizaron durante el trayecto.

Así mismo, aseguró el padre Cristian, “como diría el Papa Francisco, hoy nosotros en la carretera veníamos haciendo líos. Vinimos como testimonio para alabar al Señor, y Él vino también a nuestro encuentro”, y aseguró que “esta procesión no fue una simple caminata, sino una caminata de la fe, bajo la figura de nuestra santa chilena”.

Finalmente dijo que hoy estamos “dando gracias por la Creación, por el don de la fe, por Santa Teresa de Los Andes, por haber podido peregrinar en comunidad, y gracias, Señor porque podemos vivirlo en familia”.

Fuente: Comunicaciones Osorno
Osorno, 13-10-2019
   Galerías:
Ver Galería