Mons. Ivo Scapolo: “termino una experiencia con luces y sombras”

En una inédita entrevista publicada este domingo por El Mercurio, el Nuncio Apostólico en Chile evalúa sus ocho años en este servicio. Los casos de abuso sexual a menores cometidos por consagrados, la visita del papa Francisco a Chile, el rol de la mujer en la Iglesia y la complejidad de los nombramientos de obispos son algunos de los temas que aborda en la entrevista.

 
Domingo 13 de Octubre de 2019
El Nuncio Apostólico en Chile, Mons. Ivo Scapolo, quien se apresta a dejar el país en los próximos días para asumir su nueva responsabilidad como Nuncio Apostólico en Portugal, manifestó al diario El Mercurio que ha sido muy doloroso para él constatar la realidad de los abusos en la Iglesia. “Me ha impresionado el gran número de denuncias surgidas últimamente, si bien en la mayoría de los casos los hechos no son recientes. He intentado comprender y compartir el difícil camino que han recorrido las víctimas al tomar conciencia del abuso que sufrieron, llegando a denunciarlo. Comparto su voluntad de que se aclaren, se juzguen y se reparen estas atrocidades”.

En entrevista al periodista Juan Antonio Muñoz, Mons. Scapolo reconoce que, después de la visita del Papa ha tenido que enfrentar una “avalancha de denuncias, peticiones y quejas. Creo haber hecho lo humanamente posible para enfrentarla. Intenté actuar conforme a la verdad, justicia y caridad. Siempre se puede hacer mejor; pero créame que se hizo lo que se pudo”.

Ante una pregunta sobre si ha faltado valentía, el Nuncio afirmó que “Como Iglesia, varias veces no hemos tenido la valentía de acoger las denuncias y tomar a tiempo las debidas medidas”. Es claro en apreciar el esfuerzo que se realiza “para mejorar los procedimientos, superando las dificultades que existen, sobre todo por falta de tiempo y de personal idóneo”. Al mismo tiempo, afirma que no es verdad que haya encubierto abusos y revela que ha recibido a varias personas que han entregado su testimonio, como víctimas o denunciantes.

Sobre las diez diócesis sede vacante, Mons. Scapolo explicó que “el trabajo para reunir la información necesaria para encontrar candidatos dignos e idóneos es largo y minucioso”. Aunque no hay plazos para los nombramientos, cree que “sería mejor que un nuevo obispo sea nombrado lo más pronto posible. Entre tanto, los administradores apostólicos, con las facultades de un obispo diocesano, están realizando un valioso trabajo pastoral”.

A lo largo de la entrevista, Mons. Scapolo valora los frutos de la visita del Papa, afirma que la Iglesia no es posible sin la presencia de la mujer y sincera que termina una experiencia con luces y sombras: “Lo que le puedo asegurar es que llevaré a Chile en el corazón”.

Ir al texto completo de la entrevista

Fuente: El Mercurio

Santiago, 13-10-2019
Documentos Adjuntos: