Área de Educación analiza impacto del cambio curricular para 3º y 4º medio

El Consejo de Área de Educación de la Conferencia Episcopal de Chile en su encuentro de julio recibió a Juan Mansilla Sepúlveda, Decano de la Facultad de Educación de la Universidad Católica de Temuco, quien expuso sobre el cambio curricular para 3° y 4° medio.

 
Viernes 19 de Julio de 2019
Ver Galería
En la oportunidad, el académico sintetizó los principales aspectos, así como también los planteamientos y comentarios recogidos de las instituciones formadoras de docentes y del Consejo de Decanos de las Facultades de Educación del Consejo Nacional de Rectores (Confauce).

Juan Mancilla compartió su opinión crítica sobre el cambio curricular anunciado por el Consejo Nacional de Educación, señalando que no es partidario del cambio por varias razones: “Primero, no hubo participación real y auténtica de los verdaderos actores involucrados en esto, no solamente nosotros los decanos, sino también el profesorado. Luego, como es un cambio estructural, requiere de plazos que no son reales a los que se están proponiendo. Desde el punto de vista cristiano, también hay una mirada que es epistemológica del currículum, con la que no estamos de acuerdo”.

Además, el decano de la UCT resaltó que este cambio "afecta la formación inicial de profesores porque nosotros no hemos culminado de implementar la reforma del proceso de formación de profesores, con mallas curriculares que tuvimos que reformar”. A juicio de Mansilla, este nuevo proceso de ajuste implica que “no hay una estabilidad curricular desde el punto de vista de la formación de los profesores”, agregando que "no estamos preparados como Facultad de Educación para responder a la demanda que el sistema nos está interpelando desde el punto de vista de la formación inicial, sino que también de la oferta de educación continua, que debemos proporcionar a los profesores para que ellos puedan actualizarse”.

Respecto del impacto de este cambio para quienes ya han recibido formación, el experto ve "un problema de coherencia sistémica entre las agencias que salvaguardan la calidad. No hay un diálogo ahí. Hay tiempos que son distintos. Por lo tanto creemos que realmente a nosotros nos va a afectar de manera significativa sobre todo en la formación de los planes comunes de las pedagogías y para que decir con Historia, Religión y Educación Física. Se desdibuja la expectativa de quienes entraron a estudiar una carrera con una situación y ahora están en otra”.

Sobre la calidad de la educación que se les entrega a los estudiantes, Mansilla piensa que "afecta porque hay una perspectiva del currículum muy presentista, muy pragmática, muy funcional a lo que es el entorno. Ahora en el caso de historia desaparece en el glosario de las bases curriculares de los 58 términos del área de historia. Una es de historia y 38 de economía. O sea, aquí hay una cuestión ideológica explícita, ni siquiera que veamos debajo del agua. Esa es mi perspectiva, una mirada neoliberal, demasiado pragmática de lo que es el currículum, sin ni siquiera hablar de las características socio territoriales de los colegios, eso ni siquiera lo hemos tocado, ese es otro punto”.

Fuente: Comunicaciones CECh
CECh, 19-07-2019