Solemne vigilia en la catedral en juramento a la Bandera

Con gran solemnidad se celebró la liturgia, en la catedral de Concepción, en la vigilia de los soldados del Regimiento Nº 6 Chacabuco, previo a su juramento a la Bandera, con que se conmemora, este miércoles 10 de julio, el aniversario de la Batalla de la Concepción, en que murieron 77 jóvenes.

 
Miércoles 10 de Julio de 2019
Ver Galería
La acción litúrgica fue presidida por el Pbro. Pedro Gómez, Vicario General de la Arquidiócesis, y concelebrada por capellanes de instituciones armadas y de Orden. En su homilía señaló, en parte que “estamos frente a nuestro hermoso pabellón patrio, que para un chileno y especialmente para un soldado, corresponde a un verdadero momento de contemplación de la inmensidad de la vocación a la que ha sido llamado”.

Añadió que “nuestra patria chilena está simbolizada bellamente en nuestro emblema nacional, que esta noche nos preside, anfitriona y principal homenajeada de todo un contingente que desde su juventud, quiere expresar su fidelidad a la Patria, por medio del Juramento a la Bandera”, enfatizando que “para expresar el sentido profundo de este acto, los invito a contemplar nuestro emblema”.

Reflexionó, además, que “en la vocación de las armas, lo que siempre debe sobresalir es la defensa de la patria, que significa en el fondo cuidarla. Debemos cultivar en nuestros corazones la cultura del cuidado, particularmente a los indefensos y de la naturaleza. Si amamos la patria también la cuidamos y ejercemos la protección de unos con otros”.

Los animó también a que “sean valientes y constantes en esta misión. Una misión de armas se caracteriza por su valentía y fortaleza, pero esas virtudes vienen del mismo Señor. Por eso, ante todo, está la fe y el amor. Porque cuando uno ama, lo da todo y en el cuidado y protección de nuestra patria, defender la vida debe ser lo primordial. Para defender la vida, la forma más plena es dándola, así como lo hizo el Hijo de Dios y también los mártires, los héroes, quienes defendieron la vida de la patria”.

Llamó a los soldados a entregarse con fe y devoción a la misión que el Señor les ha encomendado. “Colocamos en este juramento que ustedes realizarán este 10 de julio, por testigo a Dios y suplicamos su gracia para que el Señor pueda conducir vuestras vidas por la senda del bien. Ustedes son signos del alma que debe tener un chileno. Nunca olviden el motivo que hoy recordamos en la gesta heroica de los héroes de la Concepción, donde se recuerda el sacrificio de 77 jóvenes soldados, que entregaron su vida por la patria”.

Durante la celebración, algunos miembros recibieron sus sables, los que previamente fueron bendecidos por el celebrante. En esta ceremonia estuvieron presentes el intendente regional, Sergio Giacaman y jefes del Ejército y representantes de otras armas armadas y de Carabineros. En la liturgia, también participó el pastor evangélico, Ernesto Araya.

Fuente: Comunicaciones Concepción
Concepción, 10-07-2019