Con una misa en la Catedral de Copiapó, Monseñor Celestino Aós se despidió de la diócesis

Obispo es ahora administrador apostólico de la arquidiócesis de Santiago.

 
Miércoles 24 de Abril de 2019
Ver Galería
Acompañado de presbiterio, diáconos, religiosas y comunidades de la diócesis, presidió la Misa el ex obispo de Copiapó, Monseñor Celestino Aós, para despedirse de Atacama, este martes 23 de abril, en la Catedral.

"Ustedes han marcado mi vida"

En su homilía, don Celestino reconoció el aporte y ejemplo de sus padres, hermanos, educadores y formadores en su historia de fe. "Desde ahora -dijo-. también los afirmo a ustedes, porque ustedes, esta diócesis, esta tierra de Atacama, forman parte de mi vida humana y de mi vida cristiana". Y agregó: "He compartido la vida con ustedes durante más de cuatro años; hemos compartido sucesos dolorosos y alegres; nos han marcado. Y compartiendo estos hechos estaban ustedes. Ustedes han marcado mi vida. Gracias por ello".

Agradeció a toda la comunidad, les pidió continuar siendo testigos del amor de Dios y pidió perdón por sus errores durante su episcopado. Concluyó diciendo: "Lleven mi saludo a los pobres, a los enfermos, a los privados de libertad, a quienes por trabajo no pueden estar aquí. Y oren por mí, para que pueda ser fiel al lema que me acompañó: amar y servir a las personas, y amar y servir a Dios".

Como gesto de agradecimiento, el P. Franklin González, en nombre del presbiterio, entregó a don Celestino un cuadro con una escena minera, hecha con arena. Al final, las personas que asistieron a la eucaristía compartieron con don Celestino en el patio del obispado, se sacaron fotos con él y le manifestaron su cariño y sus buenos deseos en las nuevas tareas que asume en Santiago.

Por la mañana, el obispo se reunió con sacerdotes, diáconos y religiosas, y compartió un almuerzo fraterno con ellos y con funcionarios de la curia episcopal.

Fuente: Comunicaciones Copiapó
Copiapó, 24-04-2019