¡Jesús Resucitó Aleluya!

En la Iglesia Catedral se realizó la Vigilia Pascual y Misa de Resurrección. En ella se realizó el bautizo de Felipe Andrés y dos comunidades del Camino Neocatecumenal tras años de formación renovaron su Bautismo.

 
Domingo 21 de Abril de 2019
Ver Galería
Cientos de fieles celebraron en la Iglesia Catedral de Valparaíso la Vigilia Pascual y la Misa de Resurrección que fue presidida por Mons. Pedro Ossandón, Administrador Apostólico de la Diócesis Valparaíso.

La ceremonia se inició con la Liturgia de la Luz; en ella, Mons. Ossandón encendió el Cirio Pascual y entró en procesión por la Catedral encendiendo las velas de los fieles presentes. Tras apagar las velas, se inició la Vigilia Pascual en la que esperamos la Resurrección del Señor en vigilia.

En la Liturgia de la Palabra se realizaron las lecturas con sus salmos y oraciones. Estas lecturas nos preparan para el momento importante de la Santa Misa de la Resurrección que se inicia con el canto del Gloria.

En su homilía, Mons. Pedro Ossandón deseó Feliz Pascua de Resurrección a todos los presentes y a quienes escuchaban por la Radio Stella Maris. “Feliz Pascua de Resurrección, especialmente a los que están enfermos, en la cárcel, sufriendo la soledad, a los que están trabajando. A todos ustedes, no están solos, ha brillado una gran luz, Cristo ha vencido las tinieblas, ha resucitado. Feliz Pascua a todas los hermanos y hermanas, amigos y familias del Camino Neocatecumenal, es una gracia maravillosa que el Espíritu Santo ha regalado a la Iglesia, es un don de la Iglesia que nos regala la gracia de la conversión a Jesucristo”.

“Cuando una persona recibe la gracia de la conversión a Jesucristo se transforma en un aporte a la sociedad, a su familia, a los vecinos de su barrio, a los compañeros de trabajo y a todas las personas con las que sirve y trabaja. Cuando una persona con sinceridad se convierte a Jesucristo, hay una conversión moral, cambia, ya no tiene un corazón de piedra, por la gracia de Cristo resucitado ha recibido el poder divino de transformar ese corazón en un corazón de carne. Esa persona al convertirse al Señor cultiva una profunda vida interior. Es una alegría encontrarnos con esa persona porque sabe dar buenos consejos, acoge con amabilidad, corrige con humildad, se deja llevar por el mandamiento nuevo del amor a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo”.

“Feliz Pascua a todas nuestras comunidades, el don de la fe la hemos recibido en una comunidad, y me maravilló la persona de Cristo. Demos gracias a Dios por nuestras comunidades parroquiales, de colegios y de movimientos apostólicos y de las nuevas comunidades. Demos gracias a Dios porque donde hay cristianos, hay comunidad. Gracias por tu Iglesia, por nuestras comunidades porque junto al bautismo integramos la familia de Jesús”.

“Démosle gracias al Señor por todos los que aprendemos a servir, la conversión a Jesús en comunidad nos enseña a construir una sociedad más justa, más solidaria. Gracias por los que se comprometen a diseñar un pueblo de hermanos, un país justo y solidarios, Chile fraterno que verdaderamente se reconoce como una Patria que acoge principalmente a los hermanos migrantes, que son una bendición”.

“Miramos a nuestra madre santísima, madre de Jesús y de la Iglesia, de cada uno de nosotros, madre especialmente de los que necesitan el consuelo, el perdón, la misericordia, la justicia y la paz de su hijo. Gracias por tu fidelidad, gracias por recibirlo en tus brazos, por acompañarlo en el misterio de su pasión y su muerte. Gracias, porque en oración acompañaste a la Iglesia que nació en Pentecostés recibiendo el don del Espíritu Santo. A ti Virgen Santísima que te alegras y te gozas esta noche porque nos hemos convertido a tu hijo Jesucristo, también a ti Feliz Pascua de Resurrección”.

Después de la homilía, Mons. Pedro Ossandón realizó la Liturgia Bautismal en la que bendijo el agua y renovamos las promesas bautismales. También realizó el bautizo de Felipe Andrés y luego con el agua roció a los fieles en recuerdo de nuestro bautismo.

Al finalizar la Eucaristía, se regalaron huevitos a los niños y niñas presentes. Además, Mons. Ossandón presentó a las dos comunidades del Caminos Neocatecumenal que tras años de formación renovaron su Bautismo. Ellas son la tercera comunidad de la parroquia San Felipe Neri de Villa Alemana y la primera comunidad de la Parroquia Asunción de Peñablanca.

Fan Page: Comunicaciones Diócesis de Valparaíso

En la Fan Page de la Diócesis de Valparaíso que tiene por nombre: Comunicaciones Diócesis de Valparaíso pueden encontrar fotografías de las celebraciones de las diferentes comunidades parroquiales de nuestra diócesis en Semana Santa.

Fuente: Comunicaciones de Valparaíso
Valparaíso, 21-04-2019
   Galerías:
Ver Galería
Ver Galería