Venezuela: el Papa quiere verificar la voluntad de las dos partes

Sobre la crisis en Venezuela el papa Francisco se reserva la posibilidad de verificar la voluntad de ambas partes para determinar si existen las condiciones para la mediación. La Iglesia venezolana, que insiste en una solución pacífica, también está dispuesta a intervenir.

 
Jueves 07 de Febrero de 2019
El director interino de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, respondiendo a las preguntas de los periodistas sobre la situación en Venezuela, expresó que "el Santo Padre siempre se ha reservado y, por lo tanto, se reserva la posibilidad de verificar la voluntad de ambas partes, verificando si existen las condiciones para recorrer este camino". La diplomacia se hace en "pequeños pasos" pero con la intención expresa de las partes de querer dialogar. Por lo tanto, el Papa Francisco no carece de claridad cuando es llamado a expresarse sobre lo que está sucediendo en Venezuela, un país fuertemente golpeado por la crisis humanitaria.

Mediación si así lo solicitan todas las partes

En el vuelo de regreso al Vaticano, el Papa confesó que aún no leyó la carta enviada por el presidente venezolano, pero señaló que es necesario cumplir gestos "facilitadores" para un acercamiento. El primer paso es la petición de ambas partes:
Veremos qué se puede hacer. Pero para que se produzca una mediación, se requiere la voluntad de ambas partes: ambas partes la pedirán. Esta es una condición que debe hacerles pensar antes de pedir una facilitación o la presencia de un observador o una mediación. Ambos partes, siempre.

Los obispos del país insisten en una solución pacífica

"No queremos un derramamiento de sangre, por ninguna razón al mundo." Así, en los últimos días, Mons. José Trinidad Fernández, obispo auxiliar de Caracas y secretario general de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), al término de una conferencia de prensa en la que la Iglesia venezolana se expresó una vez más sobre la situación en el país: "La nuestra es una petición de diálogo y lo hemos reiterado muchas veces en nuestros pronunciamientos. Un diálogo que debe conducir a esa transición pacífica y a ese cambio político que el pueblo está pidiendo. Un cambio político, para ir a elecciones claras y transparentes".

Además, la Iglesia venezolana sigue señalando la dramática situación de la población, la falta de alimentos y medicinas, "es fundamental abrir el país a la ayuda humanitaria, estamos en una situación dramática, sin precedentes, los niños están desnutridos y faltan los medicamentos básicos, los más comunes". "Los obispos nos sentimos inspirados -subrayó el prelado- por el reciente Mensaje del Papa para la Jornada de la Paz, en el que habla de la necesidad de una buena política al servicio de la paz. Es lo que estamos tratando de hacer en este momento, en el que el tejido social debe ser reorganizado. No queremos ver más personas detenidas arbitrariamente, niños buscando comida en la basura".

Fuente: Vatican news



Santa Sede, 07-02-2019