Jóvenes lasallistas misionan en sectores El Membrillo, El Guindo y Deuca

Durante una semana 24 estudiantes del Colegio San Gregorio De La Salle, de la comuna de La Granja, conviven con comunidades pertenecientes a la localidad de Curepto, en la Zona Costa de la Diócesis de Talca.

 
Jueves 10 de Enero de 2019
Ver Galería
El sábado 05 de enero arribaron con mucho entusiasmo estos estudiantes de enseñanza media que forman parte de la pastoral del establecimiento educacional. Roberto González, profesor a cargo del grupo, recalca que la experiencia ha sido muy buena pues la presencia de ellos ha sido un punto de encuentro para la comunidad, en específico en la localidad de Deuca.

“El que un grupo de estudiantes católicos los visite es importante para las personas del sector, que son mayoritariamente adultos mayores y niños. Valoran mucho esto, el reunirse, ya que aprecian a la religión como un punto de encuentro, es un referente para su fe”, recalca el docente.

Jorge Gallardo menciona que ya estuvo anteriormente misionando en El Guindo: “Me encanta como es la gente, como nos reciben, la confianza para contarnos sus vivencias buenas y malas. Nosotros tratamos de darles ciertos consejos de acuerdo a nuestra experiencia, oramos y reflexionamos pasajes de la Biblia. Ellos nos confiesan que no tienen mucha motivación para reunirse en la capilla, pero nosotros los motivamos con actividades, conversaciones, destacando lo fundamental que es compartir en comunidad”.

Una sonrisa que llena el alma

Por tercer año Constanza Lucero participa en misiones, destaca lo bello del paisaje y la amabilidad de las personas. “Nos dan pan, fruta, mate, nos reciben como si fuéramos sus hijos o nietos. Si no estuviera aquí estaría en mi casa como adolescente pegado en el celular, computador o Internet, eso enseña muy poco. Es más hermoso ver a alguien sonreír al lado tuyo, conversar con él o ella, eso satisface el alma”, menciona Constanza.

Asimismo, Valentina Vega, otra de las profesoras del grupo misionero, enfatiza la acogida de las familias en Deuca: “Todas las personas han abierto la puerta, incluso para decirnos que no tienen tiempo. Ha sido gratificante todo esto. Nuestros jóvenes se preparan todo el año para las misiones, son súper comprometidos, se preocupan mucho de las familias que visitan y se nota cuando volvemos. El contacto sigue muchas veces el resto del año”.

Hay que destacar que cada día se contempla oración y preparación del material del trabajo durante las mañanas. Luego del almuerzo se reúnen con la comunidad y posteriormente se planifica el día venidero. También tienen turnos para tareas tan cotidianas como la preparación del almuerzo o el aseo en la sede vecinal de Deuca.

Estos misioneros del Colegio San Gregorio De La Salle permanecerán en la comuna de Curepto hasta el 12 de enero.

Fuente: Comunicaciones Talca
Curepto, 10-01-2019